A través de este mito, los antiguos griegos “explicaron” las estaciones del año. Perséfone, la reina de los muertos, cuyo nombre no debía ser pronunciado siquiera en voz alta, y a la vez víctima e inocente doncella.

Hades, el dios del Inframundo, se enamoró de su propia sobrina, Perséfone, hija de Zeus y Démeter.  Perséfone fue cortejada previamente por Hermes, Ares, Apolo y Hefesto, pero fue el llamado rey del Inframundo quien consiguió tenerla consigo, obligándola.

También podría interesarte:  ¿Por qué se extinguió el lobo de Tasmania?

Hades raptó a Perséfone y se la llevó consigo, convirtiéndola en su esposa, la reina del mundo de los muertos. Perséfone se encontraba con Atenea y Artemisa recogiendo flores, cuando fue secuestrada por Hades, que emergió de una grieta en el piso.

En una versión de este mito, la tristeza que sufría Démeter por la pérdida de su hija hizo que la vida se paralizara, al perder la diosa el interés por la Tierra. Ante esto, Zeus envió a Hermes a rescatarla. Hades puso una condición para liberar a Perséfone: que no probara bocado en todo el camino de regreso a la superficie. Sin embargo, consiguió engañarla para que probara un número de semillas que varía según distintas versiones del mito. También existen versiones como la de Ascálafo, que sostiene que Perséfone comió voluntariamente las semillas. El hecho de haberlas comido obligó a Perséfone a regresar cada año, un mes por cada semilla comida.

También podría interesarte:  ¿Por qué Doom y la masacre de Columbine?

Así, cuando Perséfone volvía con su madre, ésta rebozaba alegría y la Tierra se llenaba de flores y vegetación (primavera y verano).  En contraste, cuando Perséfone descendía al Inframundo, la tristeza de Démeter provocaba que la Tierra perdiera ese brillo natural (otoño e invierno).

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios