El casco de televisión de Walter Pichler es una de las obras más famosas del artista austriaco, y fue presentado en su exposición Tragbaren Wohnzimmers, que quiere decir “la estancia portátil” o “la sala de estar portátil”, en 1967.

Así realizaba este artista su crítica al entonces ya generalizado y creciente consumo de contenidos televisivos: por medio de la creación de un casco capaz de aislar al usuario de todo el mundo exterior, para crear con él lo que podría considerarse un bosquejo de lo que sería la realidad virtual.

También podría interesarte:  ¿Por qué cancelaron Girl Meets World?

Aunque este peculiar objeto no era sino la representación de la visión sarcástica del autor, que criticaba la enajenación inherente a la televisión y el aislamiento social que ésta puede llegar a producir, es interesante pensar que esta es en realidad una creación futurista, de la que por cierto tuvo una segunda versión, pensada en el público femenino.

Casco de televisión de Walter Pichler, para mujer

¿Respondió tu pregunta?

comentarios