En México, cuando una persona u objeto va desplazándose con gran rapidez, se dice que va “hecho la mocha”. Este singular recurso lingüistico tiene un origen histórico relativamente reciente: surgió a principios del siglo XX, cuando la industria ferroviaria comenzó a desarrollarse rápidamente a lo largo y ancho del país.

En esa época, la gente veía con asombro a los inmensos ferrocarriles de carga y de pasajeros, recorriendo los cientos de kilómetros de vías férreas que se habían instalado en años recientes. Así, en algunos ocasiones, también veían circular, a velocidades mucho mayores, a la locomotora, sin arrastrar otros vagones. De esa forma, a la locomotora circulando sola, y más rápido, le apodaron “la mocha” (“mocha”, en México, es una forma de decir “cortada” o “cercenada”). También hay una versión que señala que el sobrenombre surgió para denominar a una máquina mucho menor, que se utilizaba en los patios de maniobras en los ferrocarriles, o a un posterior modelo más compacto de locomotora.

También podría interesarte:  ¿Por qué los aguacates maduran con periódico?

En cualquier caso, y haciendo referencia a la mayor velocidad con que la “mocha” circulaba en comparación con las locomotoras que arrastraban vagones, el vox populi acuñó el término “la mocha”, para referirse a las personas u objetos que se desplazan rápidamente. Al parecer la frase tuvo su origen en el estado de Aguascalientes.

Así, hasta la actualidad, cuando algo o alguien va muy rápidamente, algunos mexicanos señalan que va “hecho la mocha”.

También podría interesarte:  ¿Por qué Benjamín Franklin inventó el pararrayos?

¿Respondió tu pregunta?

comentarios