La impresionante historia de Annie Edson Taylor vale la pena de ser contada, y es debido a que esta mujer fue la primera persona en lanzarse en un barril por las Cataratas del Niágara, momento en el que contaba con nada menos que 63 años de edad.

Nacida en Nueva York en 1838, Annie fue una viajera y aventurera permanente, trasladándose a lugares como Bay City, Michigan,  Texas y la Ciudad de México, en la que trató de establecerse sin éxito.

También podría interesarte:  ¿Por qué reflejan los espejos?

Al llegar a la tercera edad, pensó en realizar el salto en Niagara Falls con el objeto de financiarse para su vejez. Construyó su famoso barril (que primero probó lanzando un gato dentro, que sobrevivió), y en su cumpleaños 63 decidió lanzarse por fin de las cataratas (24 de octubre de 1901). Se metió al barril, cuya tapa fue atornillada y al que se le inyectó aire con una bomba para inflar bicicletas, y acordó que el barril fuera dejado a la deriva cerca de la isla de Cabra, para que la corriente del Río Niágara se lo llevara. Así sucedió: Annie Edson Taylor cayó dentro del barril por las cataratas, sobreviviendo a lo que parecía una muerte segura.

También podría interesarte:  ¿Por qué se dice que en Juchitán existe un matriarcado?

A pesar de haber logrado su anhelada proeza, Annie no consiguió reunir suficiente dinero con las entrevistas que cobraba por contar su hazaña. Su representante huyó robándole el barril, y pasó sus últimos años cobrando por tomarse fotografías con ellas y vendiendo souvenirs. Tras fallecer en 1821, fue enterrada en el cementerio de Niagara Falls, Nueva York, en la sección de acróbatas.

 

También podría interesarte:  ¿Por qué quebró DeLorean?

¿Respondió tu pregunta?

comentarios