Si te preguntas por qué los gatos le tienen miedo a los pepinos, seguramente has visto esos videos virales que nos pueden parecer tan simpáticos, donde los michis saltan aterrorizados tras encontrarse por sopresa con este vegetal.

Los gatos le tienen miedo a los pepinos por su propia naturaleza

La respuesta a esta duda es realmente muy sencilla: los gatos le tienen miedo a los pepinos debido a que están genéticamente programados para defenderse de animales que pueden representar una amenaza para ellos. Uno de ellos sin duda alguna es la serpiente, o algunas variedades de esta. Recordemos que los gatos domésticos que hoy forman parte de nuestras vidas son descendientes directos y relativamente recientes (hasta donde se ha establecido) de gatos monteses que solían llevar una vida silvestre en zonas boscosas. En este tipo de hábitat algunas serpientes son peligrosas para los felinos, por esa razón la evolución los llevó a guardar distancia de estas.

También podría interesarte:  ¿Por qué los carpinchos están en peligro?

Cuando ponemos un pepino detrás de un gato y este se encuentra con él de forma sorpresiva, su cerebro lo lleva a pensar inicialmente que está frente a uno de esos animales y no ante una pieza vegetal. En esto cree el conductista animal Con Slodobchikoff. No obstante, según el experto en comportamiento animal Roger Mugford, esta teoría no es correcta. Él sostiene que la reacción de los mininos ante un pepino se debe exclusivamente al miedo a lo desconocido. Bajo esta perspectiva el gato no estaría asustado a raíz de qué está viendo, sino de por qué está eso ahí. Por otro lado podemos comprobar empíricamente que el gato no va a reaccionar de la misma manera ante otro tipo de vegetal u objeto.

También podría interesarte:  ¿Por qué los gatos tienen la lengua áspera?

 

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios