Frecuentemente se dice que las fresas tienen las semillas por fuera. Las fresas (fragarias), también conocidas como frutillas,  parecen tener pequeñas semillas por fuera (casi siempre de color amarillento), las que en realidad son aquenios, pequeños frutos que por definición contienen semillas, por lo que, contrario a una versión que frecuentemente circula en internet, se puede afirmar que éstas sí son las semillas. Un aquenio es una especie de combinación entre fruto y semilla.

También podría interesarte:  ¿Por qué los cerdos se revuelcan en el lodo?

Lo que entendemos por  fresa, es decir la parte roja que nos resulta tan deliciosa, es un eterio, un receptáculo floral y carnoso que al desarrollarse se convierte en un fruto en sí mismo. El eterio es también un contenedor para los aquenios.

De modo que la hipótesis de que las fresas tienen semillas por fuera es cierta, pero también la que señala que dichas semillas son en realidad frutos.

También podría interesarte:  ¿Por qué los colores de la bandera de Siria?

Prácticamente todas las variedades más conocidas de fresas son híbridos.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios