Sin duda alguna los tiempos han cambiado, y en la actualidad la comunidad gay en México ha avanzado mucho rumbo a la conquista de sus plenos derechos y reconocimiento. A pesar de que México es considerado por muchos expertos como un país tradicionalmente machista y heteronormativo, hoy en día la comunidad gay se ha abierto camino en prácticamente todos los campos de la actividad social y económica, constituyendo una parte esencial de la vida en el país.

A nivel histórico se han establecido tres grandes épocas para hablar del estudio de la diversidad sexual en México: la época prehispánica, el Virreinato o Nueva España y la Independencia, aunque en las tres cabe un común denominador: los homosexuales eran maltratados y repudiados. Esas muestras de odio llevaron a episodios tan dramáticos como las ejecuciones de homosexuales en 1658 y la famosa redada al llamado “baile de los 41” en 1901, que derivó en muchas décadas de escarnio y chistes homófobos.

También podría interesarte:  ¿Por qué el baile de Pulp Fiction?

No obstante el arraigo que esta visión conservadora había tenido en México durante siglos, la posición de la sociedad comenzó a cambiar durante el siglo XX (especialmente la segunda mitad) y principios del siglo XXI. Para este cambio de pensamiento, que poco a poco ha ido representando la inclusión de la comunidad gay en prácticamente todas las actividades y espacios de la sociedad, influyeron varios factores, entre los que cabe destacar:

  • La conformación de grupos especializados en la defensa de los derechos de la comunidad gay, que han logrado abrir espacios de discusión acerca de su reconocimiento y derechos. A la larga la lucha de estos grupos por reivindicar sus derechos ha llevado a importantes cambios en la política del Estado hacia el sector, y también a la apertura de incontables espacios físicos y virtuales dedicados al entretenimiento, la cultura y otros servicios para la comunidad. También, con el paso del tiempo, personas que llevaban una vida gay en secreto, decidieron luego de muchos años dar a conocer al mundo su orientación, incluyendo a celebridades.
  • El reconocimiento por parte de los grandes consorcios empresariales de la comunidad gay como importantes consumidores de bienes y servicios, el denominado dinero rosa que para algunas empresas representa una muy buena parte de sus dividendos. En el pasado la censura y el conservadurismo impedían que este nicho de mercado fuera explotado de forma abierta, sin embargo en la actualidad, donde la comunidad gay tiene una aceptación mayor, muchas empresas han optado por desarrollar bienes y servicios especialmente diseñados para este mercado. En lo que respecta a tiendas gay México cuenta con muchas opciones interesantes para poder adquirir productos, tanto reivindicativos de la causa social como meramente casuales y ornamentales.
También podría interesarte:  ¿Por qué se escucha distinto un sonido en movimiento?

Suena difícil de creer, pero las manifestaciones abiertas en defensa de los derechos gay prácticamente no existieron en México sino hasta finales de la década de los ’60 y los primeros grupos organizados en defensa de sus derechos hasta inicios de 1970, en la Ciudad de México y Guadalajara. Fue hasta 1997 en que Patria Jiménez, la primera legisladora abiertamente homosexual en la historia del país, asumió un escaño en el Congreso de la Unión.

También podría interesarte:  ¿Por qué casi no hay spoilers de The Walking Dead?

Hoy en día la aceptación que la comunidad gay recibe como parte integral de la sociedad mexicana es mayor que nunca, tanto así que según Pew Research Center el 61% de la población opina que la homosexualidad debe aceptarse. No obstante, el reto aún no termina en este campo, ya que todavía existen cuestiones importantes por las que la comunidad gay se encuentra luchando en el país.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios