Los test de drogas o pruebas de detección de drogas se realizan, por lo regular, sobre individuos que se sabe o se sospecha que han consumido determinadas sustancias, mismas que tras ingresar al organismo dejan residuos que pueden permanecer ahí por cantidades considerables de tiempo.

Las sustancias que con más frecuencia se detectan en estas pruebas (aunque no las únicas) son: marihuana, opiáceos, barbitúricos, cocaína, esteroides y anfetamina. Como se puede ver, se trata de un amplio espectro de químicos y por ello los contextos y causas de las pruebas pueden ser de lo más variado.

Es común que estos análisis se lleven a cabo a petición de los centros de trabajo, en especial en aquellos que requieren una alta confianza en el personal. También se utilizan con mucha frecuencia para fines forenses, buscando determinar si el fallecido se encontraba bajo el influjo de alguna sustancia, lo cual resulta muy útil para ciertas investigaciones.

También podría interesarte:  ¿Por qué la diabetes es una enfermedad metabólica?

En el mundo del deporte los test de drogas se utilizan con la finalidad de conocer si alguno de los competidores se ha favorecido de su uso. Especialmente común es en este rubro la utilización de esteroides, que permiten desarrollar la masa muscular y alterar la resistencia del atleta ante algunos tipos de exigencia física.

También se dan casos en que las personas, especialmente jóvenes, son sometidas a este tipo de análisis por su propia familia. Es común que los padres que tienen sospechas sobre sus hijos a este respecto acudan con ellos a un laboratorio para realizar la prueba.

Existen los test que se realizan a partir de muestras de sangre y los que se llevan a cabo con muestras de orina. En ambos casos se goza de alta confiabilidad, pero la de orina se ha vuelto común ya que puede detectar una amplia gama de sustancias.

También podría interesarte:  ¿Por qué comprar equipo de laboratorio online?

El resultado que arrojará la prueba luego de ser realizada no solamente es confiable sino también muy detallado, ya que nos dirá qué sustancia específica se encontró en la muestra analizada, incluso si se trata de más de una. Aunque puede ser difícil determinar con toda precisión qué cantidad de sustancia se consumió y en qué fecha concreta se hizo, la confirmación del consumo por medio de la prueba es prácticamente indiscutible y muy precisa al determinar qué es lo que se halló en el organismo del paciente.

Los medicamentos y el test de drogas

Existen algunos medicamentos, inclusive de venta libre, que podrían llegar a interferir o alterar los resultados de este tipo de pruebas. Por esa razón los especialistas solicitan a los pacientes que declaren cualquier medicamento que pudieran haber tomado antes de realizar el test, ya que si se ingirió algún tipo de fármaco que pueda generar un falso positivo la prueba no cumplirá correctamente su función. Por citar ejemplos de esto se pueden mencionar el fenobarbital, las benzodiazepinas, algún tipo de cannabinoide o THC entre otros.

También podría interesarte:  ¿Por qué las terapias alternativas son cada vez mejores?

Por ejemplo, si el paciente está medicado para algún trastorno psiquiátrico como el trastorno por déficit de atención, pudiera tener un falso positivo en la prueba. También algunos medicamentos de otra índole, como la fentermina, pueden producir este tipo de resultado engañoso.

De hecho existe mucha gente que está buscando precisamente esto y para ello existen opciones que lo ofrecen. Se sabe que se puede usar este líquido para no dar positivo en este proceso tan delicado.

Es importante no salir positivo en estas pruebas para cualquier persona que se ve obligado a realizárselas. De modo que la mejor opción para ello, por obvio que parezca, es no consumir sustancias que sean susceptibles a la detección.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios