Es posible que si estás leyendo este artículo seas de las personas que aún no se han decidido a tener una cuenta bancaria. Hoy en día mucha gente que antes no utilizaba los servicios de las instituciones bancarias ha empezado a hacerlo, debido a que a través de ese medio recibe los ingresos obtenidos por su empleo o negocio. De este modo, es el propio contexto el que va orillando a los usuarios a abrir una cuenta bancaria, no obstante lo cual existen aún muchísimas personas que viven sin tener una (de hecho se estima que en México tan solo el 39% de la población tiene una cuenta de banco).

Tener una cuenta bancaria y su utilidad

Las cuentas bancarias sirven para una enorme cantidad de cosas. En principio son útiles para manejar y distribuir los ingresos y ahorros de los cuentahabientes. Por ejemplo, por medio de ellas es posible realizar los pagos de las facturas que se generan en la casa o bien comprar productos y servicios en línea con una tarjeta de débito. Estas últimas también son útiles para comprar bienes y servicios en miles de Tener una cuenta bancariaestablecimientos físicos alrededor del mundo y sin necesidad de manejar efectivo, el cual puede llegar a ser más engorroso e inseguro que pagar utilizando la herramienta plástica.

También podría interesarte:  ¿Por qué comprar una casa con crédito INFONAVIT?

Otros beneficios de las cuentas bancarias son la posibilidad de comprobar ingresos para profesionistas independientes, comerciantes y en general todo tipo de emprendedores. Los estados de cuenta emitidos por los bancos son válidos para la mayoría de las instituciones de crédito, con lo que se puede acceder a tarjetas, préstamos personales y otros beneficios relacionados.

A pesar de que mucha gente continúa desconfiando de la banca (ya sea de su utilidad o su seguridad), es indudable que abrir una cuenta bancaria es la mejor decisión para todos aquellos que todavía no lo hacen, incluso para quienes nunca han tenido una. El  manejo de una cuenta bancaria es más seguro y sencillo que nunca, ya que solo basta con conocer puntos esenciales para poder dominar todo lo relacionado. Con el paso del tiempo el usuario nuevo de una cuenta bancaria aprende cosas como realizar transferencias, realizar pagos y compras, qué es el CBU (el número de 22 dígitos que identifica cada cuenta y que tiene importantes funciones) y mucho más.

También podría interesarte:  ¿Por qué la reparación de ordenadores es aconsejable?

La realidad es que a pesar de que la bancarización ha avanzado de manera nunca antes vista en el mundo entero, los países de América Latina y otras regiones aún experimentan un importante rezago a ese respecto, debido a factores como la ya mencionada desconfianza en los servicios y por supuesto la informalidad de la actividad económica. Con todo y ello, hay que decirlo con claridad: la utilización de una cuenta bancaria abre nuevas perspectivas de administración financiera para cualquier persona y de paso la posibilidad de formalizar sus ingresos. Al mismo tiempo le permite acceder a una nueva gama de beneficios y financiamientos que le serían prácticamente inalcanzables sin el uso de una cuenta de banco.

También podría interesarte:  ¿Por qué estudiar inglés en Malta?

Por todas esas razones, si eres una de esas personas que todavía guarda su dinero bajo el colchón o lo entierra dentro de un cofre en su jardín, quizá sea momento de abrir tu primera cuenta y disfrutar de todo lo que los servicios bancarios pueden ofrecer a ti y a tu familia.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios