El detective creado por el escritor británico Sir Arthur Conan Doyle (1859-1930) fue un personaje que alcanzó una fama mundial tal, que superó la del escritor y la del resto de su obra, a pesar de que otros textos suyos también podrían considerarse exitosos. Empero, la popularidad de Sherlock Holmes es tan grande que incluso existen personas que tienen la impresión de que se trató de un ser humano real.

También podría interesarte:  ¿Por qué Kubrick no rodó el viaje a la Luna?

Según una carta a su madre fechada en 1891, Arthur Conan Doyle quería matar a Sherlock debido a que “estaba gastando su mente”, coza que finalmente hizo en un capítulo titulado El problema final, donde Holmes muere al caer en las cataratas de Reichenbach, en Suiza. Sin embargo, fue “resucitado” por Conan Doyle ante las quejas de miles de lectores, reapareciendo en La casa vacía, el regreso de Sherlock Holmes, tres años después. Este período de ausencia del héroe es conocido por los fans y estudiosos como El gran hiato, tiempo literario del cual muchas personas han escrito y especulado, versiones todas que no son consideradas canónicas. El último relato del cánon holmesiano en ser publicado (revista Liberty, 15 de marzo de 1927) fue Shoscombe Old Place. Así concebía el escritor la “muerte” de Holmes.

También podría interesarte:  ¿Por qué murió Elvis Presley?

 

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios