¿Sabías que los relojes podrían estar girando en sentido opuesto y no sucedería nada, y que de hecho existen relojes que giran así?

Así es: el sentido en el que giran las agujas del reloj es una convención.   Se piensa que los primeros relojeros, que vivían en el hemisferio norte, veían el “recorrido” de la sombra arrojada por un reloj de sol, moviéndose hacia la derecha.

También podría interesarte:  ¿Por qué los precios nunca son redondos?

¿Respondió tu pregunta?

comentarios