Aunque se piensa que el ser humano siempre ha festejado a las madres, se tiene conocimiento de que en la antigua Grecia se celebraba a la gran diosa Rea, madre de los dioses Zeus del cielo, Poseidón del mar y Hades del mundo de los muertos.

Otras culturas y sistemas de creencias también tienen sus cultos a la madre, pero sin duda destaca el de la tradición judeocristiana, que alaba a la Virgen María, que en el culto católico tiene su fiesta el 8 de diciembre, en el día de la Inmaculada Concepción.

En 1870, la poeta Julia Ward Howe, activista en pro de los derechos de las mujeres, escribió su Proclama para el día de las madres o Proclama del día de las madres:

¡Levántense, mujeres de hoy! ¡Levántense todas las que tienen corazones, sin importar que su bautismo haya sido de agua o lágrimas! Digan con firmeza: ‘No permitiremos que los asuntos sean decididos por agencias irrelevantes. Nuestros maridos no regresarán a nosotras en busca de caricias y aplausos, apestando a matanzas. No se llevarán a nuestros hijos para que desaprendan todo lo que hemos podido enseñarles acerca de la caridad, la compasión y la paciencia’. Nosotras, mujeres de un país, tendremos demasiada compasión hacia aquellas de otro país, como para permitir que nuestros hijos sean entrenados para herir a los suyos. Desde el seno de una tierra devastada, una voz se alza con la nuestra y dice ‘¡Desarma! ¡Desarma!’ La espada del asesinato no es la balanza de la justicia. La sangre no limpia el deshonor, ni la violencia es señal de posesión. En nombre de la maternidad y la humanidad, les pido solemnemente que sea designado un congreso general de mujeres, sin importar nacionalidad, y que se lleve a cabo en algún lugar que resulte conveniente, a la brevedad posible, para promover la alianza de diferentes nacionalidades, el arreglo amistoso de cuestiones internacionales.

 

Julia Ward Howe, Proclama del día de las madres
Se considera que este texto fue el precursor de la celebración contemporánea de las madres, por intermediación de la también activista Anna Jarvis y su hija homónima, quienes impulsaron que la celebración se instituyera por medio de reuniones y movilización social. El 8 de mayo de 1914, el Congreso de los Estados Unidos aprobó una resolución conjunta para la celebración del Día de las Madres, documento firmado por el presidente Woodrow Wilson.
El 8 de mayo de 2009, el presidente Barack Obama proclamó el 10 de mayo (fecha en la que ya se venía celebrando) como Día de la Madre, discurso en el que, por primera vez, un jefe de Estado norteamericano aludió públicamente a Julia Ward.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios

También podría interesarte:  ¿Por qué el spam se llama así?