Es un dato conocido que el controversial magnate Donald Trump no da la mano a desconocidos. Aparentemente esto se debe a que teme adquirir microbios de los organismos de otras personas. Aunque se ha establecido que, en efecto, el saludo de mano contribuye a la propagación de microorganismos nocivos, el arraigo que esta costumbre tiene a nivel global vuelve difícil su desaparición, sobre todo tras mucho tiempo de utilizarse.

También podría interesarte:  ¿Por qué desapareció la Ruta-100?

Esto podría afectar a Trump en sus actividad como político, ya que las personas que compiten por cargos de elección popular suelen verse obligadas a dar la mano a incontables personas en los actos públicos y de campaña, y en cualquier otro lugar público donde se encuentren.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios