Aunque a algunos les parezca extraño, por qué los árboles no se caen es una pregunta habitual que las personas buscan en internet. Pues bien, los árboles se mantienen en pie debido a su sistema radicular, que realiza una labor de anclaje.

Los árboles no caen debido a que tienen raíces largas y fuertes que se hallan bajo la tierra, y que permiten que se mantenga erguido y apuntando hacia el cielo. Sin embargo, a pesar de que la naturaleza los dotó de esta característica, tampoco es del todo infalible, ya que algunos fenómenos son capaces de provocar que los árboles caigan. Tal es el caso del viento, las tormentas eléctricas (que pueden incendiarlos) o las inundaciones que provocan corrientes capaces de desarraigarlos del suelo.

También podría interesarte:  ¿Por qué la chía es un súper alimento?

Los árboles no se caen, a menos que algo lo provoque

Existen otros factores que pueden provocar que los árboles se caigan, como las modificaciones a su entorno realizadas por el ser humano. Por ejemplo, en el caso de los bosques, los árboles ubicados al interior se protegen unos a otros de las ráfagas de viento. Sin embargo, si talamos una parte de los árboles más fuertes, ubicados en el contorno, expondremos a los árboles centrales, de sistema radicular más endeble, a la fuerza del viento, a la que normalmente no estarían expuestos y para el que no están preparados.

También podría interesarte:  ¿Por qué los peces payaso dependen de las anémonas?

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios