Muchas veces hemos escuchado que las piezas arqueológicas son de incalculable valor cultural o monetario, lo que se nos presenta ya como una verdad incuestionable en la que no solemos detenernos a pensar.

El motivo de que sean de incalculable valor es que son completamente irremplazables, es decir, no se pueden fabricar de nuevo y en la mayor parte de las ocasiones no existe otra pieza igual en el mundo.

También podría interesarte:  ¿Por qué G.I. Joe se llama así?

En el aspecto cultural e histórico, su valor incalculable se debe a que sirven para generar conocimiento y difundir la cultura, ya que gracias a los hallazgos de las piezas arqueológicas hemos podido conocer mucho acerca del pasado de la humanidad y del planeta.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios