Las máquinas CNC son equipos que mejoran enormemente la producción en las industrias. Estas máquinas funcionan a través de comandos programados previamente, por lo que permiten la automatización de los procesos y la exactitud de las medidas.

Adquirir una máquina CNC es una gran decisión para cualquier planta industrial, por eso, hay que seguir algunos criterios para hacer una compra acertada.

¿Qué modelo de máquina CNC elegir?

El mercado cuenta con una gran variedad de modelos, por lo que elegir la maquina CNC que cubra las necesidades de una planta particular puede tomar tiempo, hay que contar con un catálogo amplio que muestre diferentes posibilidades.

Para elegir el modelo adecuado, hay que conocer muy bien la operación de la planta. Por ejemplo, el tamaño de las piezas que se quieren fabricar, el material utilizado, la rapidez de producción deseada, el tipo de mecanizado y muchos otros aspectos.

Lo mejor es elegir una fresadora y un torno, ya que con estos 2 tipos de maquinarias se pueden cubrir múltiples procesos de fabricación. Sin embargo, si solo se va a adquirir un equipo, hay que seleccionar el que sea más versátil. Por ejemplo, la minifresa X5, la cual es muy funcional y perfecta para realizar varios tipos de piezas con gran calidad.

¿Dónde comprar la máquina CNC que necesitas?

Un asunto muy importante es la elección del proveedor. Es bueno que se trate de una tienda especializada, que cuente con control de calidad para los equipos que comercializa. Además, es conveniente que ofrezca servicio técnico y asesoría, tanto para la compra, como para la operación. El servicio posventa es muy importante cuando se compra una máquina CNC.

En este sentido, no es conveniente guiarse solo por el precio al elegir un proveedor de máquinas CNC, ya que muchas veces, se trata de importadores que no tienen ninguna relación comercial con el fabricante. Lo mejor es comprar en un distribuidor autorizado.

Haz un análisis de tiempos y métodos

Si se trata de una planta que está en funcionamiento, es bueno que se haga un estudio de tiempos y métodos, que determine el estado de la producción antes de incorporar los equipos CNC.

Luego, hay que establecer el equipo que va a mejorar esa producción. Hay que adaptar la máquina CNC a la producción, y no la producción a la máquina CNC.

Si se trata de una planta que se está diseñando desde el principio, entonces el análisis de tiempos y métodos viene en conjunto con todo el diseño de la planta y debe estar basado en las proyecciones de producción que se tienen.

Tener en cuenta los requerimientos de la máquina CNC

Si se trata de una planta que opera con equipos convencionales y va a cambiar a equipos CNC, hay que tener en cuenta que eso implica muchos cambios relacionados.

Es necesario que haya un entrenamiento adecuado del personal. La operación de fresadoras y tornos CNC es muy diferente a la manera de operar con equipos convencionales. Hay que verificar que se cuente con la preparación apropiada y oportuna.

Para la preparación y puesta a punto es muy importante contar con la asesoría del distribuidor o fabricante.

La máquina CNC es un aliado, no un equipo cualquiera

Al incorporar equipo de control numérico a la planta, bien sea una fresa CNC, un torno o cualquier otro, se debe tener conciencia de que los cambios van a ser profundos. Una máquina CNC es algo que transforma a la empresa.

Las operaciones con máquinas CNC son mucho más rápidas, dinámicas y versátiles. La calidad de las piezas aumenta y se pueden emprender proyectos que, sin ellas, no se podría.

Es frecuente que la máquina CNC se convierta en el centro de la empresa, ya que de sus operaciones y posibilidades dependerá la calidad y el tipo de piezas que se fabriquen.

Una máquina CNC puede abrir muchas posibilidades de negocio, atrayendo a nuevos clientes, permitiendo la entrada a otros mercados y transformando a la empresa en un negocio mucho más competitivo.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios

También podría interesarte:  ¿Por qué Apple se llama así?