Algunas personas hemos escuchado que existen animales con síndrome de Down, a pesar de que esta condición de nacimiento es más frecuentemente asociada al ser humano. El síndrome se origina por la presencia de una copia adicional, total o parcial, del llamado cromosoma 21, que alberga entre 200 y 400 genes. Esta presencia adicional se denomina trisomia.

No se sabe con certeza el origen del síndrome de Down, a pesar de que por cuestión estadística se ha asociado con la maternidad en edades superiores a los 35 años.

También podría interesarte:  ¿Por qué el arma fantasma de Tres hombres y un bebé?

A pesar de que mucha información fluye respecto a ejemplares de animales con esta condición, el síndrome de Down es una condición exclusivamente humana. De hecho, la definición se creó exclusivamente para definir la trisomia en humanos, y no en otras especies. Es menester mencionar, también, que animales y humanos no compartimos el mismo número de cromosomas.

Animales con síndrome de Down: Kenny, el tigre blanco de ojos azules

En internet se ha vuelto viral el caso de Kenny, el tigre blanco del Creek Wildlife Refuge en Eureka Springs, Arkansas, que supuestamente padecía síndrome de Down. La realidad es que sus malformaciones y retraso mental no fueron producidas por un problema cromosómico, sino por la endogamia (la cruza con parientes), llevada a cabo artificialmente por el hombre, con el objeto de crear un ejemplar que cumpliera con los requerimientos físicos y estéticos de los zoológicos y la red de tráfico de mascotas exóticas. De modo que, sin la intervención humana modificando su ADN, Kenny no hubiera existido, por lo que no se le puede catalogar como un caso de síndrome de Down. Kenny murió en 2008, víctima de cáncer.

También podría interesarte:  ¿Por qué María Tifoidea?

¿Respondió tu pregunta?

comentarios