Tras el deceso del ex presidente mexicano Luis Echeverría Álvarez en julio de 2022, dieron inicio una serie de comentarios desafortunados con respecto a él, donde muchos usuarios de redes sociales celebraron abiertamente su partida.

El fenómeno llamó poderosamente la atención, ya que es raro que tanta gente manifieste su alegría ante el deceso de una persona, incluso considerando que los políticos no suelen ser tan populares como ellos quisieran.

La campaña de condena y señalización contra Luis Echeverría tuvo eco en todo tipo de medios, incluyendo a los mainstream como TV Azteca, El País y muchos más, que aprovecharon el acontecimiento para sacar a relucir semblanzas completas sobre el ex presidente y los graves crímenes que se le atribuyen. Porque sí, Luis Echeverría no siempre fue el señor de 100 años con sombrero que acudió a vacunarse a la UNAM en 2021.

echeverriavacuna

Echeverría es un peculiar caso de un político odiado por personas tanto de izquierda como de derecha, ya que existen muchos factores que provocan esta animadversión. Algunos de los principales motivos para que sea odiado los vamos a enumerar a continuación:

  • El desastre económico. Luis Echeverría Álvarez es recordado por haber llevado a México a una de las peores crisis económicas de su tiempo, debido a un manejo irresponsable de las finanzas públicas, según la opinión de diversos analistas económicos.
  • Su simpatía por la izquierda. La derecha y el liberalismo económico suelen deplorar a Echeverría por su marcado estatismo (tendencia a que el gobierno maneje la economía en vez del libre mercado, así como a robustecer la estructura gubernamental) y por su simpatía abierta con los gobiernos de izquierda de la época. Lo mismo demostraba su simpatía por la Unión Soviética que por el gobierno de Fidel Castro en Cuba. Notable fue su cercanía con el presidente socialista chileno Salvador Allende, derrocado en 1973 por un golpe militar, tras lo cual abrió las puertas de México a gran cantidad de sus simpatizantes.
  • Su antipatía por la izquierda. Por su parte la izquierda odia a Echeverría por varias cosas, quizá la principal es que fue pieza clave de la represión contra ella dentro de la llamada “Guerra Sucia” en México. Colaborando en el gobierno conservador de su antecesor, Gustavo Díaz Ordaz, donde ostentó el cargo de Secretario de Gobernación, Echeverría fue cómplice de la matanza de estudiantes el 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco, Ciudad de México.
  • Su antipatía por la izquierda (ya como presidente). Reprimió duramente no solo a los movimientos guerrilleros que proliferaron durante su sexenio, sino continuó con una política exterior de mano dura contra distintos movimientos pacíficos. Bajo su gestión se entrenó a la famosa brigada de choque conocida como Los Halcones, misma que pasó a la historia por la dura represión estudiantil del 10 de junio de 1971 en la Ciudad de México. Sus crímenes lo llevaron a ser el primer presidente de México en enfentar una causa penal por crímenes de lesa humanidad e incluso a sufrir por ello un arresto domiciliario debido a su edad.
  • Su antipatía por la libertad de expresión. El gobierno de Echeverría fue conocido por su poco o nulo respeto por la libertad de expresión, sus constantes presiones a los medios de comunicación libres, en lo que destaca el episodio conocido como el Golpe a Excélsior, donde valiéndose del Sindicato de este periódico logró desplazar al periodista Julio Scherer y a su equipo de la dirección de este. También se sofocaba de otras maneras desde el poder a otros medios críticos al régimen, por ejemplo bloqueándoles la compra de papel para imprimir su contenido.
  • Su discurso polarizador. Echeverría llegó al poder prometiendo inmensos cambios en beneficio de los más pobres y pasó todo su sexenio acusando y señalando a la oposición, la mayoría de las veces sin fundamento y hasta culpándola de los problemas que su gobierno no podía resolver. En la UNAM, por ejemplo, acusó a los estudiantes de fascistas y los comparó con las juventudes de Mussolini y Hitler.
También podría interesarte:  ¿Por qué es importante la conversación para los adultos mayores?

En resumidas cuentas y por las causas citadas entre otras, Echeverría es odiado a la vez por izquierdas y derechas dentro de México, lo que ha llevado a una campaña gris y post mortem bastante evidente en su contra.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios