Las apps para solicitar un taxi se han convertido en herramientas de uso cotidiano para las personas, especialmente las que habitan las grandes ciudades del mundo. Pero si te preguntas a qué se debe este casi repentino éxito, existen muchas razones por las que el uso de las aplicaciones para pedir un taxi desde tu móvil se ha extendido rápida y enormemente. Entre ellas destaca la gran facilidad que brindan a sus usuarios para pedir un servicio, además de la rapidez y la seguridad que todo viajero busca al subir a un vehículo de alquiler.

Solicitar un taxi desde el móvil

Hoy en día nuestro teléfono móvil es la puerta de acceso al mundo. Todo lo tenemos ahí: desde nuestros contactos con servicios de mensajería instantánea, redes sociales, navegación, cámara fotográfica y de video incluyendo, por supuesto, la posibilidad de realizar videollamadas y, muy especialmente, la oportunidad de pedir cualquier producto o servicio hasta la puerta de nuestro domicilio o a cualquier otra ubicación que deseemos. Precisamente esto último es de gran utilidad cuando queremos solicitar un taxi desde cualquier lugar y hora del día o la noche, ya que podemos estar seguros de que el auto llegará y nos trasladará hasta el punto que le indiquemos. Todo en la punta de nuestros dedos.

También podría interesarte:  ¿Por qué todos están comprando un dron WingtraOne?

La seguridad al solicitar un taxi desde el móvil

Antes de que las aplicaciones para pedir un taxi surgieran y se masificaran, la seguridad era siempre un tema que nos venía a la cabeza al necesitar de este servicio. Prácticamente nunca sabíamos nada acerca del taxista que nos brindaría el servicio y por lo regular ni siquiera estábamos seguros de si nos llevaría por la ruta correcta o intentaría perderse a propósito para cobrarnos más. Hoy en día y gracias al uso de una app para programar un taxi podemos tener la confianza de que en esta se encuentran almacenados todos los datos del chofer y del vehículo, por lo que en caso de que algo llegara a suceder existen formas concretas de rastrearlo. También sabemos que el conductor siempre utilizará la ruta correcta, ya que la mayor parte de los servicios de este tipo cuentan con GPS para encontrar sin problemas el destino que el usuario ha indicado de manera previa. De modo que, en la mayor parte de los casos, la calidad y eficiencia del servicio supera por mucho a los taxis tradicionales, sin mencionar la atención y la comodidad.

También podría interesarte:  ¿Por qué cerró el parque Divertido?

Existen muchas e interesantes opciones para utilizar en este rubro en las distintas regiones del mundo. Apps como EasyTaxi, Nekso, Taxiclick, Mytaxi, PideTaxi y por supuesto Cabify y Uber. Cientas de localidades están cubiertas con este tipo de servicio, el cual sigue encontrando resistencia entre los taxistas tradicionales, no obstante lo cual crece desmesuradamente en la mayor parte de las ciudades en que opera.

También podría interesarte:  ¿Por qué el City Manager en Miguel Hidalgo?

Sin duda alguna, el uso de estas aplicaciones seguirá creciendo. Uber, por ejemplo, fue lanzada apenas en 2010 y tan solo 4 años después ya dominaba el mercado en nada menos que 230 ciudades dentro de 50 países del globo. Tan solo en los primeros meses de 2015, en América Latina, había llevado a cabo 30.4 millones de viajes.

Por su rapidez, eficacia y seguridad, las aplicaciones para solicitar un taxi seguirán siendo las preferidas de las próximas generaciones, en una tendencia a la alza que no parece tener visos de cambio en el futuro.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios