Si te preguntas por qué se usa el RFC o para qué sirve, seguramente te has visto ya ante la necesidad de utilizarlo en algún trámite o gestión que te has visto obligado a realizar, ya sea de tipo académico, laboral, fiscal o cualquier otro.

El Registro Federal de Contribuyentes, mejor conocido por sus siglas RFC, es una clave alfanumérica (es decir, que incluye letras y números), compuesta de 13 caracteres y que sirve para identificar a una persona de manera única y especial entre el resto de la población, inclusive aquella que pudiera compartir los mismos nombres y apellidos.

El RFC, como su nombre lo indica, es esencialmente una clave fiscal (generada y archivada por el SAT de la SHCP), pero una vez asignada tiene efecto legal y administrativo, sirviendo para identificar a una persona en todo sentido y ocasión. Por ejemplo, nuestro RFC aparece en nuestros contratos laborales, en nuestro registro del Seguro Social y en los contratos que firmamos alusivos a servicios bancarios, sin importar la institución.

También podría interesarte:  ¿Por qué han proliferado los eco regalos?

La composición básica del RFC es la siguiente:

  • Primeros dos dígitos del apellido paterno de la persona
  • Inicial del apellido materno de la persona
  • Inicial del primer nombre de la persona a menos que éste sea José o María. En este caso, se utilizará la inicial del segundo nombre.
  • Año de nacimiento en dos dígitos numéricos
  • Mes de nacimiento en dos dígitos numéricos
  • Día de nacimiento en dos dígitos numéricos

En caso de que los dígitos arrojados por esta fórmula den como resultado una palabra altisonante, se deberá sustituir la segunda letra con una X.

También podría interesarte:  ¿Por qué decorar el hogar según tus gustos?

Existen otras reglas adicionales, como ocurre con las personas que solamente tienen un apellido, en cuyo caso se seguirá el proceso anterior y se asignará una letra X en el tercer dígito, justo en el lugar donde normalmente iría la inicial del apellido materno. En el caso de los apellidos que no tienen vocal interna como segundo dígito (y que normalmente inician con una vocal) se asignará una X en el segundo dígito del RFC.

El RFC y la generación de la homoclave, paso a paso en el portal del SAT

Además existe una homoclave de tres dígitos, los cuales son asignados directamente por el SAT a través de un algoritmo. Esta clave es definitiva y de gran utilidad para distinguirnos de posibles homónimos, es decir personas que compartan los mismos nombres y apellidos con nosotros. En algunos casos la fecha de nacimiento no basta para ello, ya que llega a ocurrir que dos personas se llamen igual y hayan nacido el mismo día. En este caso la homoclave es el diferenciador que se requiere para aclarar este tipo de casos.

También podría interesarte:  ¿Por qué debo conservar las fotografías antiguas?

Para realizar el trámite del Registro Federal de Contribuyentes definitivo se pueden utilizar recursos en línea que resultan de mucha utilidad, como es el caso de RFCHomoclave.mx, sitio que asesora paso a paso a sus usuarios en el proceso de creación de esta clave tan necesaria. Este sitio te guiará a través del portal oficial del SAT y lo que éste te requiere para poder realizar el procedimiento desde la comodidad de tu hogar.

 

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios