Debido a la Ley General Contra la Trata de Personas, artículo 13, mismo que castiga con 15 a 40 años de cárcel a los dueños de establecimientos o empleados que incurran en la presentación de espectáculos con mujeres desnudas, erotismo, bailes sobre la mesa, “privados” o “salidas” para el sexoservicio, lugares conocidos popularmente como table dance.

Esta Ley aplica a cualquier actividad de corte sexual o erótico, en la que medie un beneficio económico, según señaló la Fiscal Antitrata, Juan Camila Bautista.

También podría interesarte:  ¿Por qué la marca Acme?

Las chicas colaboraban en establecimientos que les quitaban más del 40 por ciento del dinero producido, sin contar con que un elevado porcentaje de ellas son inmigrantes ilegales, lo que provocó la intervención de la autoridad.

A pesar de todo esto, muchos establecimientos de esta índole continuaron en operación.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios