La cerilla o cera de las orejas en realidad se llama cerumen, y es fabricada dentro de nuestro propio cuerpo, en el conducto auditivo exterior o externo, ya que la piel que recubre éste cuenta con unas glándulas que generan este material.

¿Para qué sirve el cerumen o cerilla?

Aunque pudiera parecernos sucia, molesta e inútil, la cerilla o cerumen tiene dos importantes funciones: En primer lugar, lubricar el oído y protegerlo de elementos externos que pudieran afectarlo, como el polvo, que no puede avanzar dentro de nuestros oídos por la presencia del cerumen. En segundo lugar, contiene químicos que combaten algunos agentes patógenos presentes en el ambiente y que pudieran llegar a afectar nuestro sentido del oído, como hongos y bacterias.

También podría interesarte:  ¿Por qué los osos comen miel?

Sin embargo, es recomendable mantener el oído limpio de excesos de cerumen, debido a que éste puede tapar el oído u obstruir el tímpano.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios