Se cree que los volcanes hacen erupción en la Tierra desde miles de años antes de que el ser humano apareciera en ella. Inclusive, se piensa que siempre han estado ahí, siendo inherentes a la existencia del propio planeta. Y al aparecer la raza humana sobre la superficie terráquea, tardó muchos siglos en entender este fenómeno, al que en un principio optó por explicar de manera religiosa y supersticiosa.

También podría interesarte:  ¿Por qué huele el sudor?

La realidad es que estas temibles y destructivas manifestaciones naturales se deben a que los volcanes están directamente conectados con el interior de la tierra, donde existen grandes cantidades de roca fundida, conocida como magma. Éste está alojado en unas inmensas cámaras subterráneas, a temperaturas que van desde los 700 hasta los 1200 grados centígrados, y en las que por tales condiciones se genera una inmensa presión, como si fuera una gigantesca olla exprés. Los volcanes nacen con el objeto de fungir como colosales chimeneas naturales, que ventilen esta materia y los gases que despide, aliviando la enorme presión existente debajo.

También podría interesarte:  ¿Por qué se extinguieron los dodos?

Muchas de las mayores catástrofes naturales de las que se tenga memoria están relacionadas con las erupciones volcánicas, como el caso de la comunidad de San Juan Parangaricutiro, en México, donde durante el siglo XX nació el volcán Paricutín, el más joven del mundo, destruyendo completamente el pueblo.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios