Los llamados hongos nucleares, es decir las nubes con forma de hongo que aparecen inmediatamente después de una explosión nuclear, representan uno de los más conocidos símbolos de muerte y la destrucción, desde que en 1945 este tipo de bombas destruyeron completamente las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

La existencia de los hongos nucleares obedece a que la explosión genera una burbuja de gas caliente debido a los rayos X, que ionizan el aire, calentándolo. El aire, cuando está caliente, disminuye su peso y tiende a subir.

También podría interesarte:  ¿Por qué el fantasma de Tres hombres y un bebé?

En el caso de una explosión atómica, el aire se calienta con una rapidez descomunal, generando una corriente, que se lleva consigo aire, gases y otros materiales. La interacción de esta corriente de aire ascendente con el aire frío fuera de ella provoca una especie de remolino, que contribuye a arrastrar más material hacia arriba, acrecentando la cabeza del hongo, que puede llegar hasta el límite que separa la tropósfera y la estratósfera, la tropopausa.

También podría interesarte:  ¿Por qué los sellos de caucho siguen haciendo falta en las empresas?

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios