La puntuación del tenis, con los números 15, 30 y 40 en vez de tantos de uno en uno como en otros deportes, tiene una buena explicación histórica.

Este deporte fue sumamente popular en las altas esferas de finales de la Edad Media, donde cada uno de los tantos en los juegos representaba un cuarto de hora: 15, 30, 45 y 60.

También podría interesarte:  ¿Por qué Pelé no jugó el mundial del 74?

Al llegar el tenis a Gran Bretaña, el 60 se cambió por la representación del juego completo, y el 45 se cambió por 40, número que es más fácil de pronunciar en inglés.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios