Quizá has escuchado en algún sitio nombres como Barcelona Kush, The Cut Barcelona, Cube Bcn o Weed High Class Ibiza, ya que este tipo de sitios han alcanzado una gran popularidad. Y es que el uso de la cannabis para distintos fines es un tema que sin duda alguna resulta llamativo para muchas personas. Hoy el día ocultar el hecho de que la planta continúa siendo utilizada con fines recreativos además de otros como los terapéuticos, resulta completamente imposible y absurdo. Esto es una realidad de nuestras sociedades, una que exige continuar el debate al respecto así como la existencia de espacios especializados donde las personas puedan convivir y crear proyectos relacionados con este tipo de estilo de vida de manera legal, organizada y transparente.

En varias partes del mundo ya existen legislaciones que permiten que este tipo de lugares puedan fundarse, lo que ha logrado importantes avances en el rubro. Pero lo más importante de todo es que culturalmente han contribuido para lograr una mayor aceptación hacia los seguidores del cannabis. Hoy en día hablar de lugares como estos es un tanto más habitual y son considerados por muchas personas como sitios apropiados para la relajación, donde además es posible formar comunidad con personas que comparten los mismos intereses.

También podría interesarte:  ¿Por qué los huertos verticales son una opción sustentable?

En España existen muchas opciones de clubes sociales de cannabis, donde las personas se reúnen de manera respetuosa y cordial y se organizan para intercambiar experiencias así como satisfacer sus necesidades. Su historia en el país comenzó hace más de 20 años y hoy ofrecen experiencias sumamente diversas y bajo distintos conceptos a sus visitantes. La existencia de este tipo de establecimientos también está ampliamente ligada con la propia discusión sobre el tema que sigue vigente en prácticamente todo el mundo. Sus actividades, no está sobrado decirlo, se encuentran dentro del marco legal.

También podría interesarte:  ¿Por qué el auge de los préstamos rápidos?

El llamado movimiento canábico agrupa a muchos miles de personas alrededor del mundo y en los últimos años ha encontrado en este tipo de clubes y asociaciones el lugar perfecto para poder expresarse y correlacionarse. La mayoría de estas organizaciones están inscritas en el Registro de Asociaciones, por lo que se trata de entidades formales establecidas para este fin. El trabajo que realizan es totalmente autónomo del llamado mercado negro, y tiene como finalidad exclusiva abastecer a los integrantes de la asociación. Muchos de ellos generan también distintos productos derivados como cremas, aceites, alcohol, dulces y tinturas. Para ello, los gastos de producción son abonados, desde luego, por los propios miembros, creando así un modelo comunitario y autosustentable.

Las decisiones dentro de estos clubes se toman, la mayor parte de las veces, de manera democrática, por medio de asambleas con la participación activa de los miembros, aunque la estructura interna puede variar de un club a otro.

También podría interesarte:  ¿Por qué viajar en autobús por la República Mexicana?

Analizando el contexto, se trata de alternativas más que viables al mercado ilegal dominante no solo en la región sino en el mundo entero, ya que se trata de productores prácticamente autogestionados. Así, este tipo de asociaciones, con todo y sus cómodos clubes para pasar el rato, están poniendo nuevamente sobre la mesa la discusión acerca del cannabis con todos sus pros y contras.

A pesar de que no estamos muy acostumbrados todavía a hablar de forma abierta sobre estos temas, debemos aceptar que en gustos se rompen géneros y tratar de entender el modo de vida de las demás personas, aunque estas no vivan o piensen como nosotros.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios