Se dice que la ciudad de Dubna, ubicada en las cercanías de Moscú, fue la sede para un insólito experimento del gobierno de la hoy extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas: ahí, según afirma una versión que circula en la red,  se pretendió probar que el ser humano es capaz de aprender cosas nuevas mientras se encuentra dormido, y en particular si es posible aprender un idioma extranjero en ese estado. Así es, según esta información, a la gente de esta localidad (que oscilaba entonces en los 20, 000 habitantes) se le pidió que se durmieran con la radio encendida, a la par que se transmitían cursos de inglés diseñados ex profeso para el experimento, detrás de canciones creadas para que lograran primero conciliar el sueño. El experimento se habría realizado en 1967, año en que escuchar la radio era una forma habitual de entretenimiento, no obstante el hacerlo de manera masiva y simultánea con estos fines no lo fue tanto para la población de la ciudad, que habría estado sometida a esta dinámica durante un período de dos meses.

También podría interesarte:  ¿Por qué Lily Ledy fue importante?

La idea de que los seres humanos podemos aprender cosas mientras dormimos ha sido explorada en diversas oportunidades y por varias culturas, aunque el experimento soviético en Dubna podría asemejarse al adoctrinamiento nocturno que hacía el gobierno dictatorial descrito por Aldous Huxley en su novela Un mundo feliz.

Aunque hay pocas referencias serias a este experimento, es conocido que los gobiernos norteamericano y soviético, durante la Guerra Fría, hacían todo por estar un paso adelante en materia científica, militar, espacial y desde luego económica, por lo que este tipo de experimentos no son los más tétricos que pudieron haber existido.

También podría interesarte:  ¿Por qué el Everest se llama así?

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios