El bombardeo de Dresde, perpetrado por la Real Fuerza Aérea o Royal Air Force británica entre el 13 y el 15 de febrero de 1945,  es uno de los episodios más terribles y cruentos de toda la II Guerra Mundial.

La ciudad alemana de Dresde o Dresden era, para 1945, una de las ciudades más hermosas de Europa y un orgullo para Alemania. Era una ciudad muy importante cultural, arquitectónica y políticamente para el Tercer Reich (la capital de Sajonia), pero carecía de instalaciones militares importantes o de infraestructura estratégica que pudiera influir en el curso de la guerra.

También podría interesarte:  ¿Por qué Nuevo México se llama así?

La ciudad quedó totalmente devastada por este ataque, calculándose una cifra de entre 22, 000 y 35, 000 muertos (aunque extraoficialmente se han manejado cifras mucho mayores), una inmensa mayoría de los cuales eran civiles desarmados. Dresde fue prácticamente borrada del mapa, en una acción que actualmente sigue discutiéndose y es fuertemente criticada, ya que la guerra en territorio alemán ya estaba ganada por parte de los Aliados, y tan sólo 12 semanas después el III Reich se rindió incondicionalmente. Muchos expertos asumen que el bombardeo de Dresde obedeció al interés del Primer Ministro británico, Winston Churchill, de mostrar el poderío de su fuerza aérea frente al devastador avance soviético que estaba apoderándose del territorio alemán.

También podría interesarte:  ¿Por qué el Día D?

Tras la guerra, Dresde quedó dentro del territorio bajo administración soviética, por lo que la reconstrucción corrió a cargo de la República Democrática de Alemania (RDA). Gran parte de la zona habitacional destruida, especialmente en el centro de Dresde, fue reconstruida bajo el modelo de vivienda soviético, dejando atrás el pasado “burgués” de la ciudad, salvo por zonas donde los vecinos se opusieron enérgicamente a la demolición de sus barrios.

También podría interesarte:  ¿Por qué el Muro de Berlín?

El bombardeo de Dresde, antes y después

¿Respondió tu pregunta?

comentarios