Checoslovaquia, surgida a partir de tres países integrantes de lo que fue el Imperio Austrohúngaro (Bohemia, Moravia y Eslovaquia) en 1918,  llegó años más tarde a ser una nación representativa del bloque comunista, esto durante el período histórico conocido como Guerra Fría.

Tras la II Guerra Mundial, durante la cual este territorio fue ocupado por las fuerzas de Hitler y posteriormente liberado por la Unión Soviética, nace la República Socialista de Checoslovaquia, una nación satélite de la URSS y dividida a su vez en dos países menores, la República Socialista Checa y la República Socialista Eslovaca.

En 1989 y tras el proceso político llamado la Revolución de Terciopelo (donde el Partido Socialista de Checoslovaquia perdió el monopolio del poder político en el país), Checoslovaquia inicia su transición al capitalismo. Esto fue dentro del contexto de la descentralización y flexibilización que desde 1985 Mijail Gorvachov realizaba en la Unión Soviética, la Perestroika.

También podría interesarte:  ¿Por qué el intento de rescate más caro de la historia?

Al mismo tiempo, Checoslovaquia se hallaba distante de los acontecimientos que estaban derribando al bloque comunista en el resto de Europa, lo cual avivó a la disidencia interna a realizar sus propias acciones en este sentido. Además, contribuyó el hecho de que cientos de ciudadanos de la República Democrática Alemana se instalaron en la embajada de la República Federal Alemana en Praga, para solicitar visa de entrada a la Alemania capitalista.

También podría interesarte:  ¿Por qué los Zeppelin se llaman así?

Tras numerosas protestas y una huelga general provocadas por la disidencia, el socialista Gustáv Huzák dimitió como Presidente y Checoslovaquia comenzó a avanzar hacia el capitalismo y el régimen pluripartidista.

Históricamente, había habido una transferencia de recursos económicos de la República Checa a Eslovaquia, debido a que la primera tenía un producto interno bruto mayor. Esto fue lo que puso sobre la mesa el debate sobre la separación de Checoslovaquia en dos estados independientes, a pesar de que en 1991 dicha transferencia cesó.

A pesar de que porcentajes menores al 40{6e16761cec0be8c444be7b2025ec764e25f4f8e53f787cb6eb1eb5027784ac4b} de la población de ambos países apoyaban la separación, y apoyaban que el futuro del país se decidiera vía referéndum, las fuerzas políticas de ambas regiones decidieron crear dos naciones independientes, en una reunión realizada en Bratislava, en junio de 1992.

También podría interesarte:  ¿Por qué murió Selena Quintanilla?

La división de Checoslovaquia (conocida como “Divorcio de Terciopelo”) puede asumirse como resultado de la liberalización de la política y la economía después de muchos años de yugo comunista, que dotó de un amplio espectro de acción a los políticos de ambas regiones, y a la poca participación de la sociedad, desmovilizada tras la Revolución de Terciopelo, que se mantuvo prácticamente al margen de estos procesos.

 

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios