Aunque no se sabe a ciencia cierta por qué murió Alejandro Magno, el hecho es que su muerte sigue despertando la curiosidad de muchas personas. Por esa razón, hemos preparado este artículo en el que sintetizamos la información existente sobre la muerte del gran gobernante griego en unos pocos párrafos.

Alejandro Magno, nacido el 20 o 21 de julio del año 256 a. C., fue uno de los grandes gobernantes de Macedonia, Grecia y Egipto. Un gran transformador y estratega cuyas conquistas permitieron el intercambio cultural y la expansión de la cultura griega.

Su muerte ocurrió el 13 de junio del año 323 a. C. (algunos autores sostienen que fue el día 10) en Babilonia, con apenas 32 años cumplidos de edad. A pesar de la importancia del personaje, la falta de registros históricos correctos no nos permiten saber, aún con los avances en el estudio histórico que existen hoy en día, la verdadera causa del deceso del Rey. Sin embargo, existen básicamente dos teorías que son comúnmente aceptadas acerca del deceso:

  • Envenenamiento. Esta teoría cuenta incluso con nombres de personajes sospechosos, entre los que destaca el copero de Alejandro, Yolas, hijo de Antípatro, así como el hermano de éste, Casandro. Esta hipótesis cobra fuerza ya que Alejandro Magno no tenía un heredero legítimo y oficial (a pesar de que algunos autores posicionan a su general Crátero como tal, ya que le habría cedido su reino justo en el lecho de muerte), lo que alimenta la tesis de una posible conspiración. Además del hecho de que Casandro mandó asesinar a toda la familia y personas cercanas de Alejandro incluida su amante, Barsine. Por estas razones el asesinato se aparece generalmente como la teoría más aceptada. Estas muertes, por cierto, supusieron el final de la dinastía Argéada.
  • Enfermedad. Se piensa que pudo haber sido una pancreatitis aguda la que le quitó la vida, aunque no se descartan otros posibles padecimientos que eran mortales en la época.
También podría interesarte:  ¿Por qué se comen tamales el Día de la Candelaria?

Luego de fallecido, los restos de Alejandro Magno fueron depositados en un ataúd de oro cubierto de púrpura y llevados hasta Alejandría. Para el año 29 a. C. su tumba fue saqueada luego de que Roma ocupara Egipto. Se ha establecido que los propios emperadores romanos (Octavio Augusto, Calígula, Octavio Augusto y Pompeyo el Grande) fueron quienes vejaron el cuerpo y robaron los objetos que junto a él habían sido depositados.

También podría interesarte:  ¿Por qué Juárez es el Benemérito de las Américas?

¿Respondió tu pregunta?

comentarios