Pocas personas saben que el general Miguel Miramón fue un Niño Héroe. De hecho existen muchos mexicanos que ni siquiera han escuchado hablar de la figura del general conservador mexicano en la historia del país, a pesar de que llegó, de manera interina, a ocupar el cargo de Presidente de la República según el Plan de Tacubaya firmado por el Partido Conservador.

Se trató de un militar mexicano muy destacado en su carrera y en sus tiempos de cadete participó de forma activa en la llamada Batalla de Chapultepec, donde los alumnos del Heróico Colegio Militar combatieron contra las tropas norteamericanas que avanzaban rápidamente sobre el territorio de México.

También podría interesarte:  ¿Por qué Pedro Lascuraín gobernó solo 45 minutos?

Miguel Miramón fue un Niño Héroe: y con él, decenas de anónimos

Pocos saben que Miramón fue alumno del “Heróico”, en el que causó alta el 10 de febrero de 1846, lo que le llevó a estar presente en el ataque al Castillo, que en esa época era nada menos que la sede de la institución. Solo cuatro meses después de su ingreso, entre el 12 y 13 de septiembre, tendría verificativo la famosa batalla de Chapultepec.

Miramón, junto a 50 cadetes más (pertenecía a las 2da. compañía), defendió el sitio y tras la derrota fue tomado como prisionero de guerra para liberado casi dos años más tarde, en febrero de 1848. La posteridad y la memoria popular de los mexicanos, construidas por la historia oficial, registran como Niños Héroes específicamente a seis cadetes que participaron en la refriega: Juan Escutia (de quien se afirma se arrojó desde lo alto del edificio envuelto en la bandera de México), Juan de la Barrera (que ya no era cadete sino oficial en activo, de reciente graduación), Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez (de solo 12 años de edad), Vicente Suárez (14 años) y Agustín Melgar (17 años, falleció al día siguiente).

También podría interesarte:  ¿Por qué existe Walt Disney World?

Además del hecho de que todos los defensores que fueron elegidos para pasar a la posteridad murieron durante o a consecuencia del ataque, la imagen de Miramón en la historia de México aparece sin mayor relevancia, en gran parte debido a que luchó del lado de los conservadores en la Guerra de Reforma y a que más tarde promovió y defendió el gobierno imperial de Maximiliano de Habsburgo, participando en él y en su defensa. Por ese motivo, que lo vuelve un personaje adverso a la causa de los liberales (vencedores del conflicto civil ante los conservadores), su figura ha sido poco reconocida en la historia de México. De hecho, tras ser capturado, fue fusilado junto a Maximiliano en Querétaro por el gobierno de Benito Juárez.

También podría interesarte:  ¿Por qué Carlos Wieder?

¿Respondió tu pregunta?

comentarios