Quizá has utilizado los platos de ducha de resina y por esa razón te estás preguntando a qué se debe que estos nunca cambian de color, a diferencia de los fabricados en otros materiales.

A pesar de que los platos de ducha realizados en acrílico son muy comunes, es un hecho que no son la mejor opción que se puede conseguir hoy en día. En contraste, los platos de ducha de resina no solo tienen un excelente aspecto, sino que ofrecen una duración mucho mayor y, como ya sabemos, no cambiarán de color con el tiempo y el uso. Esto se debe a que los platos de ducha de resina están fabricados a base de poliéster y cargas minerales tales como el cuarzo, dolomitas, aluminias, carbonatos cálcicos y marmolinas. En pocas palabras, no cambian de color por el hecho de que todos los materiales utilizados para fabricarlos son, desde su origen, de la misma tonalidad. Es decir, un plato de ducha de resina es del mismo color por dentro y por fuera. De esta forma, quienes adquieren este tipo de plato de ducha se evitan la molesta decoloración que tanto afecta la estética de los platos de ducha y que finalmente provoca que estos se deban reemplazar.

También podría interesarte:  ¿Por qué han proliferado los eco regalos?

Este tipo de productos ha representado una auténtica revolución en su ramo, debido a que ofrecen una durabilidad mayor, una excelente resistencia y un aspecto muy agradable a la vista, sin ser por ello más caros que sus contrapartes de acrílico. Se encuentran disponibles en una amplia variedad de texturas según el diseño del baño y los gustos del propietario, pero conservando siempre las características de durabilidad y resistencia que los distinguen. Existen interesantes sitios web donde puedes ver increíbles ejemplos de platos de ducha de resina y aprender mucho más acerca de sus características y también sobre sus ventajas sobre el acrílico.

También podría interesarte:  ¿Por qué los huertos verticales son una opción sustentable?

Otra gran ventaja que ofrecen los platos de ducha de resina sobre sus similares de materiales plásticos, es que no son para nada resbaladizos. Las caídas en la ducha son más comunes de lo que creemos y con un plato realizado con material anti derrapante como la resina, las posibilidades de sufrir un accidente disminuyen. Esta característica cobra vital importancia cuando hay niños o personas de la tercera edad en el hogar.

Por si fuera poco, hay que señalar que la instalación de un plato de ducha de resina no es para nada difícil, ya que se puede llevar a cabo rápidamente, siguiendo unos sencillos y breves pasos.

También podría interesarte:  ¿Por qué Wellisair puede desinfectar de virus áreas y superficies?

Otras muchas características hacen que los platos de ducha de resina superen a los de acrílico, como su mayor resistencia ante un impacto o lo fácil que resulta limpiarlos, sin embargo la mejor manera de comprender las ventajas de este tipo de productos es viviendo la experiencia y usándolos.

Ahora que sabes la diferencia entre un plato de ducha de acrílico y uno realizado en resina, seguramente podrás tomar la mejor decisión a la hora de adquirir este tipo de aditamento tan necesario en cualquier ducha.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios