Desde hace mucho existe la creencia de que los cuchillos no se regalan. Se piensa que regalar un cuchillo a una persona representa el cortar la amistad existente, y por lo tanto vaticinan un próximo distanciamiento o incluso pelea entre las personas involucradas. Por lo tanto, en vez de regalar el cuchillo, se piensa que debe intercambiarse por una moneda, o bien trocarse por algún otro objeto, a pesar de que éste tenga un valor meramente simbólico.

También podría interesarte:  ¿Por qué los niños piden calaverita?

El acto de regalar un cuchillo ha sido visto de esa manera en distintas partes del mundo, incluyendo países de  América, Europa y Asia (el Feng Shui chino postula ideas nada positivas sobre los objetos punzocortantes en general, incluyendo cuchillos, navajas y tijeras).

Sin embargo, en algunas naciones esta creencia no funciona de la misma forma. En algunas partes de Argentina, por ejemplo, regalar cuchillos un buen gesto, símbolo de amistad y demuestra preocupación por la seguridad del amigo, ya que se interpreta como una contribución para que esa persona pueda proteger su hogar, familia y bienes.

También podría interesarte:  ¿Por qué en las bodas avientan al novio?

Hay que señalar que estas creencias son únicamente supersticiones, y que como tales carecen de cualquier fundamento científico, no obstante el arraigo que han logrado, desde hace mucho tiempo y en lugares tan distantes.

 

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios