Las hojas tamaño carta y tamaño oficio son objetos utilizados mundialmente, así como las hojas de muchos otros tamaños. Aunque no mucha gente lo sabe, los tamaños más conocidos en las hojas de papel, como los ya mencionados tamaño carta y tamaño oficio, no son en los más mínimo arbitrarios. Al contrario, muchas de sus medidas están basadas en normas que tienen mucho tiempo de estar vigentes, y que han sido reconocidas y estandarizadas de forma internacional. La mayoría de los tamaños de papel que hoy conocemos están basados en la norma alemana DIN 476 (DIN quiere decir Deutsches Institut für Normung, Instituto Alemán de Normalización), creada en 1922.  Dichos tamaños de papel tienen reglas específicas:

  • Tienen que tener la misma proporción entre el lado más grande y el más chico
  • Un tamaño y el inmediato inferior deben poseer el doble de superficie el primero que el segundo, para que cortando el más grande se puedan tener dos de los más pequeños.
También podría interesarte:  ¿Por qué Los Pitufos usan esos gorros?

Por increíble que parezca, los tamaños de la mayoría de las hojas de papel están ligados con operaciones matemáticas de gran exactitud y todas pueden dividirse a partir de un gran bloque llamado A0, que mide un metro cuadrado.

Hojas tamaño carta y oficio, junto con otros tamaños estandarizados

Así, dichas medidas fueron ratificadas más tarde por la norma internacional ISO 216, y el tamaño más popular incluido en ella es el formato A4, que aparece por defecto en la mayoría del software para imprimir existente en el mercado.

También podría interesarte:  ¿Por qué el color púrpura ha sido tan apreciado?

Hojas tamaño carta y tamaño oficio, y el sistema anglosajón

También hay que considerar al llamado sistema de medidas anglosajón, utilizado en muchos países, y llamado así porque está basado en la pulgada como unidad de medida:

Las hojas tamaño carta pertenecen al sistema anglosajón

Por ello, las hojas tamaño carta son distintas al sistema DIN. Se piensa que fueron creadas para lograr que las bolsas de los carteros fueran menos voluminosas y los sobres pudieran acomodarse más fácilmente gracias a que las hojas son menos largas.

También podría interesarte:  ¿Por qué ya casi no hay afiladores?

¿Respondió tu pregunta?

comentarios