La frase “lo que el viento a Juárez” o “me hace lo que el viento a Juárez” es de uso común en México, cuando se pretende decir que se es invulnerable ante tal persona o situación. Quiere decir, literalmente, “no me hace nada”. Pero esta frase no existe de manera casual, sino que tiene un origen preciso y puntual, según sostienen diversas teorías.

También podría interesarte:  ¿Por qué desapareció el Canal 13 de México?

La frase, según algunas personas reconocen, se debe al historiador y escritor originario de la Ciudad de México Fernando Benítez, quien en 1986 publicó una biografía de Benito Juárez, el llamado Benemérito de las Américas, denominada Un indio zapoteco llamado Benito Juárez. En dicha obra, Benítez narra una anécdota que le habría pasado al político oaxaqueño cuando niño. Según esta narración, Benito se trasladaba en una barca junto con otros infantes para atravesar una laguna, cuando un violento ventarrón azotó el pequeño navío. Ante esto, todos los niños decidieron regresar a nado a la orilla de donde partieron, y sólo Benito Juárez optó por seguir adelante, llegando ileso a su destino y por ello habría surgido la frase “lo que el viento a Juárez”.

También podría interesarte:  ¿Por qué las hojas tamaño carta y oficio?

También se cree que la expresión se originó en una ocasión en que fuertes vientos azotaron Ciudad Juárez, en el estado mexicano de Chihuahua.

También, el vox populi ha atribuido la frase al hecho de que Juárez parece estar muy bien peinado en todas las fotografías, pinturas y murales, como si el viento no fuera capaz de moverle ni un cabello.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios