Si te estás preguntando por qué el internet de fibra óptica es más rápido que el internet satelital, las antiguas conexiones de cable de cobre y la telefonía celular 3G y 4G, has llegado al lugar indicado.

Primero que nada compararemos esta conexión con la ADSL, que implica la transferencia de datos en forma de energía eléctrica a través de cables de cobre. En el caso de la fibra óptica, los datos viajan a través de hilos plásticos o de vidrio como señales o pulsos de luz, lo que permite que fluyan más rápidamente y en cantidades mayores. Gracias a la fibra óptica se pueden lograr no solamente conexiones más rápidas, sino que la intermitencia en ellas disminuye, presentándose menos desconexiones y errores. Todo esto se logra gracias a que la conducción de la fibra óptica no se ve afectada por cambios de presión o de temperatura, como sí sucede con los hilos de cobre. De este modo el usuario final recibe un servicio que corre a la velocidad exacta que contrató con una gran estabilidad y sin mayores fluctuaciones.

También podría interesarte:  ¿Por qué usar tratamientos faciales?

El internet de fibra óptica y el factor económico

A pesar de lo que uno pudiera pensar, el contratar internet de fibra óptica es hoy mucho más accesible que nunca, tanto así que los precios de este tipo de servicio son muy competitivos si los comparamos con los de otro tipo de servicios de internet, incluyendo el propio ADSL. Ahora que esta tecnología ha extendido sus redes por todo el globo es posible disfrutar de sus beneficios de manera económica y al momento.

Las ventajas de la fibra óptica en el soporte técnico

Un gran beneficio del internet de fibra óptica es la mayor facilidad que disfrutan los carriers al momento de detectar fallas. Con este tipo de infraestructura es posible encontrar las fallas de forma remota, lo que facilita y eficienta su reparación. Esto beneficia al usuario del servicio por el hecho de que los tiempos de espera y solución en el soporte técnico se reducen en gran medida.

La fibra óptica vs. el 3G y 4G

La conexión 3G y 4G doméstica funciona con las mismas premisas que el plan de datos de nuestro celular: está sujeta a interferencias (ya que la señal se origina desde una antena transmisora), sin mencionar que las tarifas pueden estar sujetas a nivel de consumo (lo que suele generar facturas más altas de lo esperado) y que los planes limitados de descarga y subida de datos son frecuentes en los proveedores de este tipo de servicio. Aunque el tema principal que pone arriba a la fibra óptica ante la conexión 3G y 4G es la velocidad. Mientras que las conexiones 4G corren entre 20 y 50 MB, la de fibra óptica fluctúa desde los 100 MB hasta bordear el GB en algunas regiones, beneficio que podremos aprovechar en mayor o menor medida según el proveedor que contratemos y el lugar en que residamos.

También podría interesarte:  ¿Por qué el fin de semana pasa volando?

La fibra óptica vs. el internet satelital

El internet satelital goza de una buena fama por su capacidad de llevar la red a cualquier lugar recóndito, pero hay motivos concretos por los que el de fibra óptica se ha extendido mucho más por el planeta. Aunque la conexión satelital permite acceder a la red desde zonas remotas y sin infraestructura de fibra o ADSL, tiene claras desventajas para la enorme mayoría de los usuarios que sí tienen la posibilidad de contratar fibra óptica. El internet satelital suele presentar retrasos en envíos y respuestas, debido a la enorme distancia que hay con el satélite, además de que es muy común que los carriers limiten de forma drástica la cantidad de datos que el usuario puede transmitir. También hay que considerar el aspecto de la velocidad, la cual sufre constantes cambios. Y el tema que para muchos resultará esencial: el precio, ya que contratar este tipo de internet suele ser más caro al existir menos proveedores disponibles en el mercado.

También podría interesarte:  ¿Por qué dicen que la generación milenial es nini?

Con todo esto podemos concluir que si vives en una zona que cuenta con el servicio de fibra óptica, esta es tu mejor opción para gozar de un internet de alta rapidez y calidad. Una conexión que, haciendo un balance objetivo, superará notablemente las de otras opciones existentes.

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios