Tener un buen seguro de autos es algo que se ha convertido en esencial para todos los dueños y conductores de vehículos, no solo en los grandes centros urbanos sino en cualquier lugar, incluyendo las zonas rurales y remotas.

Se tiene conocimiento de que ciertos sistemas de seguros ya existían en períodos tan lejanos como la Antigüedad y la Edad Media, donde miembros de la sociedad se prestaban apoyo de forma mutua en caso de algún percance o desastre natural. Y fue precisamente en la época medieval cuando surgió el primer seguro como sistema, dentro del ramo marítimo. Este tipo de seguro cubría los riesgos asumidos por las embarcaciones al navegar y fue instituido, por primera vez en la historia, con fines mercantiles.

Sin embargo, fue hasta el descubrimiento de América que la industria de los seguros recibió su primer gran impulso definitivo: la Casa de Contratación de Sevilla, fundada en 1503, cuyas coberturas incluían todo lo relacionado con el traslado de personas y mercancías entre ambas masas continentales.

También podría interesarte:  ¿Por qué abandonan coches de lujo en Dubái?

Con el paso del tiempo la industria de los seguros fue consolidándose junto con la conciencia generalizada sobre su uso, ya que dicho en pocas palabras los seguros son herramientas vitales en una sociedad, ya que actúan como “salvavidas” de los particulares al momento de afrontar algún imprevisto.

De entre la gran variedad de coberturas y gamas de servicio existentes en el mercado, el seguro de autos ha adquirido una enorme relevancia desde el siglo XX, con la masificación del uso de los vehículos automotores.

Un seguro de auto es más que importante, ya que cubre al conductor, propietario y ocupantes de un vehículo contra prácticamente todos los percances que pueden ocurrir al realizar un viaje a bordo de éste, incluyendo:

  • Robo total o parcial
  • Daños a terceros
  • Daños al propio vehículo
  • Lesiones que pudieran originarse por algún accidente
También podría interesarte:  ¿Por qué creer en la brujería?

De esta forma los seguros de auto se han colocado como un servicio esencial para las personas, dado que el automóvil es el modo de transporte más habitual en la mayor parte del mundo. Las personas contratan seguros por la necesidad de estar cubiertos ante los eventos antes descritos, pero también debido a que muchas naciones han desarrollado políticas en la materia que obligan a los conductores a estar asegurados y a portar la póliza correspondiente dentro del vehículo.

De esta forma, puede decirse que también han sido los gobiernos quienes han contribuido al avance en la concientización sobre el uso de un seguro de auto al conducir.

No obstante, existen muchos países donde todavía se verifica un atraso en materia de autos asegurados. En América Latina, por ejemplo, destacan en su participación con este tipo de seguros países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y México, a pesar de que en este país se calcula que 7 de cada 10 autos circulan sin póliza de seguro. El resto de la región presenta números aún más bajos.

También podría interesarte:  ¿Por qué contratar una agencia de despedidas de soltera?

Aunque todavía hay mucho que hacer en materia de seguros de auto, es importante señalar que hoy en día es más común que nunca encontrar autos que cuentan con un seguro, lo que beneficia no solo a quienes los utilizan sino a las personas que les rodean.

Utilizar un seguro de autos es muy importante y no solo eso, sino también económico. El mercado cuenta con opciones sumamente accesibles para el consumidor en este rubro, por lo que es el propietario de cada vehículo quien tiene la última palabra.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios