Los problemas de erección o problemas de disfunción eréctil son sumamente comunes entre los hombres que han legado a cierta edad, pero también se presentan en hombres más jóvenes y pueden ser originados por distintas causas. Este problema se define como la condición presente en un hombre que le impide lograr o mantener una erección firme que le permita lograr una relación sexual de manera satisfactoria.

Los problemas de erección y sus posibles causas

Como cualquier otra función corporal, para lograr una erección es necesario que diversos factores físicos y químicos se den de manera conjunta. En este caso se requiere, con carácter esencial e imprescindible, que el cerebro se encuentre  estimulado eróticamente sin existir de por medio algún problema psicológico o psiquiátrico que lo impida. También es importante que el organismo del paciente cuente con una buena transmisión de los impulsos nerviosos. En el rubro físico es muy importante que los vasos sanguíneos y cuerpos cavernosos presentes en las estructuras del pene estén funcionando correctamente. Considerando esto, podemos enumerar una lista importante de padecimientos  que podrían estar provocando problemas de erección, dejando de lado que otra de las causas comunes es el consumo de determinadas sustancias:

  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Problemas cardíacos
  • Trastornos del sistema nervioso
  • Estrés
  • Obesidad
  • Depresión
  • Aterosclerosis
  • Lesiones, tratamientos o cirugías de tipo cervical
  • Cirugías del área pélvica que incluyan recto, próstata o vejiga, que pudieran haber dañado tejido nervioso presente en el área
También podría interesarte:  ¿Por qué es importante la conversación para los adultos mayores?

Estos son solo algunos de los problemas de salud que pueden y suelen derivar en disfunción eréctil en los pacientes. En lo relativo al consumo de sustancias, se puede decir que el uso excesivo de alcohol, drogas recreativas y tabaco también pueden ocasionar este padecimiento.

También existen causas menos conocidas por las cuales un paciente podría llegar a experimentar los temidos problemas de erección. Cuadros como la ansiedad, las fobias y el trastorno de personalidad también pueden ser causantes de que los hombres no sean capaces de lograr una erección satisfactoria.

También podría interesarte:  ¿Por qué el ébola se llama así?

Soluciones recomendadas para tratar los problemas de erección

Para empezar es importante que el paciente tome en serio este problema desde el momento en que comienza a presentarse y de ser posible acuda con un médico especialista, el cual evaluará su caso particular y determinará cuál es el tratamiento más adecuado que se debe seguir. Entre los pasos necesarios que por lo regular el médico recomienda se puede contar el tratamiento hormonal, la ayuda psicológica y el consumo de medicamentos como Viagra, Levitra, Cialis o Stendra, todo acompañado con un programa de ejercicios y el seguimiento por parte del paciente de una dieta más adecuada según su peso y estilo de vida. También existen inyecciones intravenosas que ayudan a que el pene realice de manera más efectiva el proceso de la erección. Eso sin mencionar los famosos aparatos de vacío, conocidos popularmente como “bombas”.

También podría interesarte:  ¿Por qué los futbolistas se depilan?

Aunque ningún resultado positivo se puede lograr sin la disposición del paciente para que eso ocurra. La persona que sufre disfunción eréctil debe contribuir también para eliminar la carga psicológica de la culpa y la preocupación naturales que están asociados a este cuadro clínico, asumiéndose como un enfermo y no como alguien que tuviera la culpa del problema que está viviendo. De este modo tendrá la posibilidad de luchar de manera más eficiente con miras a restablecer sus funciones sexuales normales.

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios