La actriz norteamericana de origen coreano Samantha Futerman (conocida por su trabajo en Memorias de una Geisha) descubrió, gracias al Facebook, que en Francia había una chica prácticamente igual a ella.

La francesa se llama Anais Bordier, y fue ella quien inició el contacto entre ambas. Un día, un amigo de Anais le mostró un video donde aparecía una actriz norteamericana físicamente igual a ella, por lo que la chica decidió investigarla. Descubrió que compartían muchos rasgos una con la otra, entre ellos el haber nacido en la misma localidad portuaria en Corea del Sur, y cumplir años el mismo día: se trataba de un caso de gemelas separadas. De este modo, Anais decidió establecer contacto con su hermana en los Estados Unidos.

“Es algo extraño recibir un mensaje de ti misma en Facebook. Es una experiencia muy extraña”.

Samantha Futerman

Tras hacerlo y sostener una larga plática por Skype, lo que descubrió resultó también muy impactante, ya que ambas tenían más en común que el físico. Las dos odiaban cosas como las zanahorias cocidas, y compartían numerosos patrones de conducta incluyendo el hábito de dormir 10 horas. Hablaron durante meses y finalmente se conocieron personalmente en Londres, lugar de residencia de Bordier.

Sobre su encuentro, Anais Bordier dijo:

Quería una prueba de que mi hermana gemela era real. Así que simplemente la empujé.

Ambas se rieron de la misma manera.

Junto a la también actriz Jenna Ushkowitz (integrante del reparto de la serie Glee), también de origen coreano, han fundado una organización llamada Kindred, dedicada a acercar a las personas que fueron adoptadas, si así lo desean, con sus familiares biológicos. Además, crearon el documental Twinsisters, sobre su propia historia, y en cuya portada aparecen ambas recostadas en una cama con los rostros semi cubiertos.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios

También podría interesarte:  ¿Por qué los sentineleses viven en aislamiento?