A todos nos ha pasado que cuando vamos a dormir sabiendo que tendremos que levantarnos a determinada hora, despertamos por cuenta propia antes de que el despertador sonase, o sin necesidad de hacer uso de éste.

Esto se debe a la adrenocorticotropina o ACTH, hormona asociada al estrés, la concentración y la memoria que, según se ha establecido, aumenta su presencia en la sangre durante los últimos minutos de sueño, cuando la persona está “auto programada” para despertar por sí misma.

También podría interesarte:  ¿Por qué los cisnes cantan antes de morir?

Jan Born, catedrático de neurociencia del comportamiento en la Universidad de Tübingen en Alemania, realizó un interesante experimento en 1999, con dos grupos de 6 alumnos. Al primer grupo le dijo que serían despertados a las 6 AM, y al segundo a las 9 AM. Ambos grupos experimentaron un aumento en el nivel de ACTH en los momentos previos a la hora anunciada, el primero a las 6 y el segundo a las 9.

También podría interesarte:  ¿Por qué los caballos "purasangre"?

Este fenómeno también se ha atribuido a un gen llamado KDM5A, “el gen despertador”. Según Luciano Ditacchio, especialista de la Universidad de Kansas, todos los seres vivos tenemos relojes internos que nos hacen responder de forma natural a estímulos del entorno, especialmente a la luz y el sentido del tiempo.  Dicho gen, por medio de la proteína JARID1a, provoca variaciones en el comportamiento del “despertador”.

También podría interesarte:  ¿Por qué las mantis religiosas se comen a los machos?

Considerando ambos factores, el tema resulta muy variable de individuo a individuo, tanto por el nivel de ACTH en la sangre (que biológicamente dependería de factores diversos) como por las variables en el “gen despertador”, que como cualquier característica genética, son distintas de individuo a individuo.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios