Todos identificamos rápidamente el hecho de que Los Simpson son de color amarillo. Esto se debe a una singular razón: su creador, Matt Groening, los dibujó por vez primera sobre un post it que era de color amarillo. Cuando repitió el diseño sobre un papel blanco, ya no fue de su agrado, y tampoco cuando los coloreó utilizando color piel.

También podría interesarte:  ¿Por qué al estadio de Toluca le dicen "La Bombonera"?

El punto que convenció por completo a Groening para quedarse con el color amarillo en sus personajes, fue el cabello de Lisa y Bart. Cuando nosotros los vemos se comprende perfectamente el concepto, pero ¿qué hubiera pasado si finalmente hubieran sido de color piel?

¿Respondió tu pregunta?

comentarios