Se trata de una cuestión de raza. Un caballo purasangre es un ejemplar descendiente de los tres sementales fundadores de la raza. Se sabe que se originaron de un proceso de cruza artificial que tuvo lugar en el siglo XVII en Inglaterra, y en el que se utilizaron ejemplares provenientes del Medio Oriente, formando a la raza de caballos más rápidos del mundo, originalmente llamada thorougbred, o “criados en la pureza”.

También podría interesarte:  ¿Por qué los gatos le temen a los pepinos?

Los tres primeros sementales de este tipo se llamaban Byerley Turk, Godolphin Arabian y Darley Arabian, y sus descendientes fueron Eclipse, Matchem y Herod, de los que se formó el tronco que dio origen a todos los purasangre posteriores.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios