Seguramente te has preguntado por qué la ansiedad. Esa sensación tan desagradable y agobiante que en ocasiones nos invade no es sino una respuesta totalmente natural de nuestro organismo ante determinadas situaciones. Se trata de un mecanismo defensivo que funciona como  un sistema de alerta ante posibles amenazas, físicas o no, que se nos presentan en el entorno.

La finalidad de que exista la ansiedad es lograr que tomemos acciones y determinaciones para poder salir bien librados ante cualquier riesgo. Sin embargo, existen muchas personas que viven más intensamente que el promedio este mecanismo de reacción, lo cual se puede convertir en una patología que complica el llevar una vida normal y que requiere de procedimientos tales como la terapia e incluso la medicación.

No debemos dejar de lado el hecho de que, de entrada, la ansiedad es una sensación completamente normal y que nos ayuda para tener buenos procesos de reacción y adaptación ante los problemas y cambios que la vida nos presenta todos los días, sin embargo cuando llega a convertirse en un trastorno es conveniente saber todo sobre el tema y encontrar la manera de sobrellevarla hasta superarla totalmente.

También podría interesarte:  ¿Por qué en Estados Unidos no hay huevos Kinder?

Existen factores que provocan la ansiedad, que son prediposicionales, y también factores externos que la pueden activar. Generalmente ambos tipos de detonantes confluyen, aunque en ocasiones puede atribuirse más a unos que a otros. Algunos ejemplos de elementos que pueden detonar un episodio o un cuadro de ansiedad, son:

Por qué la ansiedad

Factores intrínsecos

  • Condición biológico-genética. Puede ser que padezcas ansiedad por herencia familiar o que ciertos procesos biológicos, como la infancia o adolescencia, hayan transcurrido bajo patologías o incluso problemas nutricionales.
  • Condición psicosocial y formativa. Puedes desarrollar o intensificar la ansiedad debido al contexto en el que fuiste formado, lo cual incluye los procesos académicos y de aprendizaje.
También podría interesarte:  ¿Por qué usar scooters eléctricos si tienes una minusvalía?

Factores extrínsecos

  • Acontecimientos o retos con los que no podemos lidiar, los cuales nos provocan fuertes situaciones de estrés
  • Sucesos del pasado que nos han dejado consecuencias, las cuales están siempre presentes y por ello no podemos omitir con facilidad
  • Obstáculos fuertes que nos encontramos en nuestra vida y proyectos
  • Consumo de alcohol y drogas, incluyendo tabaco y sustancias prescritas para el tratamiento de otros padecimientos.

La ansiedad es un mal tan difícil de manejar que la persona que la padece suele crear condiciones que favorecen el que se siga manifestando. Es habitual que las personas que la sufren creen por sí mismas las condiciones necesarias para seguir sumergidos en ella, como resultado del propio trastorno, el cual casi siempre está ligado a un cuadro de depresión.

También podría interesarte:  ¿Por qué las dietas fracasan?

Existen maneras de afrontar la ansiedad, sobre todo si vas de la mano tanto de los expertos como de otras personas que se encuentren en circunstancias similares y con las que puedas intercambiar experiencias que te sirvan para avanzar y mejorar. En internet es posible contactar a muchas personas que padecen de ansiedad e intercambiar puntos de vista y experiencia con ellos. Si padeces este problema, leer experiencias de personas que están en una situación parecida te hará encontrar mecanismos que posiblemente nunca habías pensado para afrontarlo y nuevas explicaciones sobre por qué la ansiedad.

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios