Es del conocimiento general que el chocolate “pone feliz” al que lo consume, y que cualquier problema “se siente menos” con el simple hecho de comer un chocolate.

Este efecto no es producto de la casualidad ni resultado de los rumores que esparce la gente. El chocolate, producto netamente americano descubierto por los colonizadores europeos, contiene estimulantes. Así es: la teobromina, de efecto similar al de la cafeína, y la anandamida, que produce efectos que se asemejan a los del tetrahidrocanabinol o THC, sustancia activa de la marihuana. Claro, estos efectos se producen con una intensidad mucho menor, y de hecho la anandamida se encuentra presente de forma natural en el cerebro.

También podría interesarte:  ¿Por qué los nombres de Los Simpson?

El chocolate también contiene feniletilamina, otro agente capaz de producir este tipo de sensaciones y de influir sobre la química cerebral.

No obstante, y a pesar de otros efectos, estos sí nocivos para la salud (especialmente los relacionados con el sobrepeso), se ha establecido que comer chocolates no es una práctica negativa en lo general.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios