Si te has preguntado por qué el caldo tlalpeño tiene ese nombre, el delicioso cocido que se elabora con pollo, elote, garbanzo, papa y zanahoria.

Seguramente pensarás que este conocido caldo tuvo su origen en Tlalpan y por eso lleva el nombre, sin embargo su historia podría ser muy distinta a eso ya que existen historias que lo sitúan en partes de la República lejos de Tlalpan.

El caldo tlalpeño: ¿veracruzano o jalisciense?

La leyenda cuenta que, en una ocasión, el 11 veces presidente de México Antonio López de Santa Anna se encontraba sufriendo de resaca en tierras veracruzanas, por lo que solicitó a una cocinera que le prepara un caldo para restablecerse. La mujer habría realizado este caldo y ante la pregunta expresa del político y militar ella habría afirmado que se llamaba caldo tlalpeño.

También podría interesarte:  ¿Por qué la batalla de Guaymas?

Existe otra leyenda que apunta a que el platillo se originó en Talpa, Jalisco, por lo que su verdadero nombre era caldo talpaño.

Pero hablando de las historias que aseguran que el caldo se originó efectivamente en la Ciudad de México, predominan dos leyendas. La primera sitúa el origen del caldo tlalpeño a mediados del siglo XX en la Colonia de la Indianilla, convertida más tarde en la Colonia de los Doctores o Colonia Doctores y otras aledañas. Los caldos se habrían vendido en las cercanías de la Calzada de Tlalpan y por eso el nombre.

También podría interesarte:  ¿Por qué la palabra chicano?

Finalmente está la versión que parecería la más lógica, que sitúa el origen del caldo tlalpeño en Tlalpan (pueblo y hoy centro de la demarcación política del mismo nombre), durante el siglo XIX. Esta versión relaciona la venta de los caldos a lo largo de la red del tranvía con el famoso nombre. Siendo el vocablo tlalpeño el gentilicio de los originarios de Tlalpan, parece lógico que este último pudiera ser su verdadero origen.

También podría interesarte:  ¿Por qué el éxito de las gorras?

Más curiosidades sobre comida

¿Respondió tu pregunta?

comentarios