Muchos sabemos que el oso polar está en peligro de extinción, y la primera causa para ello que se nos presenta en el pensamiento es el deterioro que el ser humano lleva a cabo en los distintos ecosistemas del planeta.

En el caso de esta especie la causa de que se encuentre en riesgo no es la caza, sino la contaminación que provoca el llamado cambio climático. Gracias a la prueba de núcleo profundo (basada en el estudio de un núcleo de hielo obtenido mediante la perforación), se ha establecido que los altos niveles de dióxido de carbono son los causantes de ello. Esto se debe a que las temperaturas provocadas por el calentamiento global derriten las capas de hielo, que son vitales para la existencia de la especie.

También podría interesarte:  ¿Por qué los gatos tienen la lengua áspera?

Así, como sucede con otras especies, la causa de que los osos polares se encuentren en riesgo no es otra que el ser humano y la contaminación que genera.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios