Si te preguntas por qué las personas somos curiosas, sin lugar a dudas eres el ejemplo viviente de que todos tenemos la necesidad de saber. La curiosidad es nada menos que el aspecto emocional que todos los seres humanos tenemos gracias a la genética y que a su vez causa la necesidad de explorar, de investigar y por supuesto, de aprender. Esto último es uno de los factores más importantes no solo cuando se habla la subsistencia de cualquier especie, sino también del desarrollo que el ser humano ha tenido a través de los siglos.

La propia naturaleza nos ha dotado de la curiosidad para asegurar nuestra supervivencia al “empujarnos” a conocer el entorno para saber cómo interactuar con él. Desde siempre la curiosidad nos ha permitido subsistir en cualquier tipo de contexto y es tan útil que todas las especies de animales la tienen, ya que se encuentra en nuestros genomas.

También podría interesarte:  ¿Por qué han proliferado los eco regalos?

Las personas somos curiosas de maneras especiales

En el caso puntual de los seres humanos se presentan dos tipos de curiosidad solamente aplicables a él: la curiosidad mórbida y la curiosidad abstracta.  La primera es el tipo de curiosidad que nos orilla a buscar información sobre cosas horribles como la muerte y la violencia. Esto se asocia con el conocido como síndrome de Trainwreck, en español síndrome de choque de trenes o síndrome del accidente de tráfico, el cual se define como la actitud curiosa ante las imágenes que nos resultan dolorosas, frente a las que además acostumbramos permanecer más tiempo de lo normal.

La curiosidad abstracta, por otro lado, es aquella que surge de la combinación de la curiosidad natural con el pensamiento abstracto, único de nuestra especie. Este tipo de curiosidad es la que nos ha llevado a realizar acciones como la imitación de la naturaleza (la mímesis), la imaginación y en general al pensamiento racional.

También podría interesarte:  ¿Por qué los precios nunca son redondos?

Las personas somos curiosas y el internet nos brinda herramientas

Con el advenimiento del internet llegó una época maravillosa para las personas que somos más curiosas. Gracias a este invento del ser humano tenemos la posibilidad de encontrar la información que necesitemos sobre prácticamente cualquier tema, con tan solo presionar algunos botones.

En la red existen muchas páginas web que se dedican a la publicación de curiosidades, como ElGranPorque y otras excelentes opciones entre las que destaca cuantos.es, una página española con un excelente formato y con información muy variada. También disponemos de algo que podría considerarse un sueño hace apenas unos años: la posibilidad, nuevamente gracias al internet, de acceder de manera libre e inmediata a una inmensa videoteca que prácticamente abarca todas las épocas de la televisión, el cine y la historia. Gracias a herramientas como Youtube, Vimeo, Dailymotion y muchas más, hoy en día es posible acceder a prácticamente cualquier contenido audiovisual en solamente un segundo y saciar nuestra curiosidad de una forma que en el pasado reciente podría haber parecido de ciencia ficción.

También podría interesarte:  ¿Por qué la frase: "Dios ha muerto" no es de Nietzsche?

Sin duda alguna la curiosidad es inherente a todas las especies, ya que sin ella nuestros antepasados difícilmente hubieran podido sobrevivir en un ambiente difícil y competitivo.

¿Respondió tu pregunta?

comentarios