La competencia perfecta es una condición que luce como prácticamente imposible de lograr en las condiciones de mercado que actualmente rigen el mundo. Un tomador de precios es una empresa cuya participación en un mercado es mínima, por lo cual no puede influir en el mercado al grado de alterar los precios de los productos.

También podría interesarte:  ¿Por qué el spam se llama así?

La competencia perfecta es un tipo de mercado que se caracteriza por la existencia de un alto número de compañías compitiendo, compañías pequeñas, produciendo un producto homogéneo o estandarizado. Esta situación provoca una maximización del bienestar, por lo que se considera la condición ideal de equilibrio benéfico entre los bienes y servicios, la oferta y la demanda.

Por definición, para que existan las condiciones que requiere la competencia perfecta, se necesita un mercado rico en tomadores de precios.

También podría interesarte:  ¿Por qué Dustin Moskovitz abandonó Facebook?

Gracias a las características actuales de los mercados, donde grandes proveedores multinacionales de productos y servicios han arribado y se han establecido en casi todos los rincones del mundo, es muy complicado definir si existen condiciones de competencia perfecta en determinado país o región para establecer un ejemplo. Es posible aproximarnos a dicho ejemplo en industrias como las ventas al menudeo y la agricultura.

La competencia perfecta se elimina en el momento en que una de las empresas pequeñas que está compitiendo comienza a crecer de tal manera que logra transformar las condiciones prevalecientes en el mercado.

También podría interesarte:  ¿Por qué los jeans tienen esta bolsita?

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios