Las cervezas light son un producto que todo el mundo conoce pero del que poca gente sabe mucho. ¿Qué las hace light? ¿Son en realidad más ligeras en calorías o en base a qué están producidas?

Las cervezas light cuando se está a dieta

Mucha gente llega a creer que beber cerveza light es bueno, o al menos aceptable, cuando se está a dieta, aunque en estos casos lo más recomendable es renunciar por completo al consumo del alcohol. Lo cierto es que la producción de este tipo de cerveza está más enfocada en la proporción del alcohol que en el número de calorías en sí (por lo que no es un producto netamente dietético) y por ello bien puede tener menos calorías que la cerveza convencional, hasta en un 30% (cada bote ronda entre las 110 y las 114 calorías). No obstante, lo recomendable es consumir cerveza sin alcohol mientras se está a dieta, ya que un vaso de cerveza light posee, por mencionar un ejemplo, las calorías de dos vasos de jugo de naranja.

También podría interesarte:  ¿Por qué jugamos los seres humanos?

La diferencia entre la cerveza tradicional y la light, como ya se estableció, es la cantidad de alcohol. Mientras la convencional tiene alrededor de un 6% de contenido alcohólico, la light ronda en el 3%.

Las personas que no gustan de la cerveza light basan su opinión en que normalmente este tipo de cerveza pierde sabor y textura en comparación con el producto “entero”.

También podría interesarte:  ¿Por qué no hay cáncer de corazón?

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios