Indudablemente los tiempos han cambiado y muchas costumbres que antes eran parte esencial del día a día hoy solo son un recuerdo. Y así, por difícil que esto nos hubiera parecido hace apenas 20 años, hoy mucha gente ya no ve televisión. Esto se puede deber a muchos factores, sin embargo uno de los principales es que con la llegada del internet la oferta de contenidos ha crecido exponencialmente y hoy las plataformas de contenido bajo demanda dominan completamente el mercado.

Muchos creadores de contenido que en el pasado trabajaban con los medios tradicionales han empezado a crear contenido para sus propias plataformas en línea, tal como ocurre con el periodista Jeronimo Centurion y muchos otros. Aunque un importante sector de la audiencia concluye que ya no ve la televisión por la falta de contenido de calidad en su programación, lo que ha llevado a importantes cadenas que en el pasado dominaban el mercado y hoy  reportan importantes pérdidas, a hacer importantes cambios en su programación. Estos cambios incluso van más allá: se ha transformado la manera en que los creativos y ejecutivos ven sus procesos y el contenido en sí.

También podría interesarte:  ¿Por qué el casco de televisión de Walter Pichler?

La gente ya no ve televisión: el futuro de los medios tradicionales

El futuro para los medios tradicionales, en especial la televisión, no podría lucir más incierto, no solo por la baja de audiencia, sino también porque muchos patrocinadores han optado por invertir en campañas publicitarias dentro de Youtube y otras disponibles en internet. Esto sin mencionar que muchas de las mayores producciones de series, documentales y otro contenido, se están realizando de la mano de las grandes plataformas de streaming, como Netflix.

También podría interesarte:  ¿Por qué la leyenda de Edward Mordrake?

Estas son otras razones posibles por las que las nuevas generaciones y en general la gente ya no ve televisión:

  • Los millenials “quieren todo rápido”. Quieren que los contenidos estén a su disposición 24/7.
  • En una era de diversidad, el contenido bajo demanda es la opción. No hay más programación que viene “de arriba hacia abajo”, sino aquella cuya visualización es definida por el usuario, lo que permite que cada quien vea cosas acorde a sus intereses y perfil.
  • Movilidad. El poder acceder a tu contenido favorito en cualquier momento y lugar, es básico. Hoy es posible y el contenido en línea lo ofrece de mucho mejor manera que la TV.
  • La televisión no tiene interactividad. La posibilidad de interactuar con la televisión es casi nula, mientras que las plataformas en línea generan una sensación de poder e inclusión en el usuario.
  • Los líderes de opinión de hoy están en la red y ya no más en la televisión, la radio y los periódicos. Canales de Youtube como el de Jeronimo Centurion son ejemplo de que un periodista puede comunicar más y mejor en este tipo de espacios.
También podría interesarte:  ¿Por qué La Leyenda del Príncipe Valiente?

Hay muchas razones más, pero la realidad es que la manera en la que la información y el entretenimiento fluyen ha cambiado drásticamente en este siglo XXI, creando un punto de no retorno que las grandes televisoras del mundo están padeciendo en mayor o menor nivel.

Si buscas buen contenido en línea, puedes ver esta entrevista con Jeronimo Centurion sobre el documental Mar Nuestro y la cuenta Pinterest de Jeronimo Centurion.

 

¿Respondió tu pregunta?

comentarios